Juego Quotes

Quotes tagged as "juego" (showing 1-11 of 11)
Dulce María
“Un golpe de luz me cegó, o fue mi intuición que falló... Tal vez elegí recorrer el camino más largo, el caso es que fui trás de ti... No supe jugar y perdí.”
Dulce María

Elísabet Benavent
“En la vida podemos salir hechos una mierda de todo cuando emprendemos, pero seguimos arriesgándonos. Supongo que pensamos que hay más que ganar que lo que ponemos en juego. He ahí la gracia.”
Elísabet Benavent, La magia de ser nosotros

Truman Capote
“Entonces, un día comencé a escribir, sin saber que me había encadenado de por vida a un noble pero implacable amo. Cuando Dios le entrega a uno un don, también le da un látigo; y el látigo es únicamente para autoflagelarse. [...] La diferencia entre escribir bien y el arte verdadero es sutil, pero brutal. (Capote, pág. 9)

»[...] En un cuento de Henry James, creo que “The Middle Years”, su personaje, un escritor en las sombras de la madurez, se lamenta: “Vivimos en la oscuridad, hacemos lo que podemos, el resto es la demencia del arte”. O palabras parecidas. En cualquier caso, míster James lo expone en toda la línea; nos está diciendo la verdad. Y la parte más negra de las sombras, la zona más demencial de la locura, es el riguroso juego que conlleva. (Capote, pp. 12-13)

»Los escritores, cuando menos aquellos que corren auténticos riesgos, que están ansiosos por morder la bala y pasar la plancha de los piratas, tienen mucho en común con otra casta de hombres solitarios: los individuos que se ganan la vida jugando al billar y dando cartas. (Capote, pág. 13)

»[...] Para empezar, creo que la mayoría de los escritores, incluso los mejores, son recargados. Yo prefiero escribir de menos. Sencilla, claramente, como arroyo del campo. (Capote, pág. 15).

»[...] Entretanto, aquí estoy en mi oscura demencia, absolutamente solo con mi baraja de naipes y, desde luego, con el látigo que Dios me dio (Capote, pág. 17)”
Truman Capote, Music for Chameleons

Erlend Loe
“Creo en la purificación del alma por medio del juego y la diversión.”
Erlend Loe, Naïve. Super
tags: alma, juego

Hans-Georg Gadamer
“El juego es una función elemental de la vida humana, hasta el punto de que no se puede pensar en absoluto la cultura humana sin un componente lúdico.”
Hans-Georg Gadamer, La actualidad de lo bello

David Cotos
“La vida es un juego para ser feliz permanentemente. Juega a ganadora, juega bien, sin trampas y serás siempre feliz.”
David Cotos, Una mujer sin historia

Alberto Mulas
“Como con la Bolsa, la de los mercados. Si la economía funciona, entonces lo llamamos inversión, si la economía va a peor, se llama especulación. Pero la recompensa está ahí, para quien haya sabido verla. Para eso está el dinero, si no ya habrían cerrado las Bolsas, ese lugar metafórico –no ficticio– en el que se compra y se vende sin tener que esperar a que se construya el edificio. El precio del dinero, los intereses, las subidas, las caídas, los suicidios. Es como el juego, una clase de ludopatía, sólo que legal y muy bien vista, que te vuelve inteligente y sofisticado. Azar, sí, pero al final siempre gana la Banca.”
Alberto Mulas, Divago. Un hombre que no duerme

Yasunari Kawabata
“En el mundo de los juegos de competencia, los espectadores no pueden evitar erigir héroes más allá de los reales poderes que tengan sus elegidos.”
Yasunari Kawabata, The Master of Go

David Cotos
“La vida es un juego para ser feliz permanentemente. Juega a ganadora, juega bien, sin trampas y serás siempre feliz.

Frase de "La mujer que jugaba a las escondidas".”
David Cotos, Una mujer sin historia

“Los niños son la gran esperanza, y aunque todavía haya quienes desacrediten sus fantasías, todo estaría indicando que los únicos capaces de construir un mundo mejor podrían ser tan solo aquellos que hoy están jugando a un mundo mejor.”
Maria Cecilia Lopez, La Busqueda de La Espada Magica

Johan Huizinga
“Si se considera que lo serio es aquello que se expresa de manera consecuente en las palabras de la vida alerta, entonces la poesía nunca será algo serio. Se halla más allá de lo serio, en aquel recinto, más antiguo, donde habitan el niño, el animal, el salvaje y el vidente, en el campo del sueño, del encanto, de la embriaguez y de la risa. Para comprender la poesía hay que ser capaz de aniñarse el alma, de investirse el alma del niño como una camisa mágica y de preferir su sabiduría a la del adulto.”
Johan Huizinga, Homo Ludens: A Study of the Play-Element in Culture