Palabras Quotes

Quotes tagged as "palabras" Showing 1-30 of 118
Patrick Rothfuss
“Es una palabra. Las palabras son pálidas sombras de nombres olvidados. Los nombres tienen poder, y las palabras también. Las palabras pueden hacer prender el fuego en la mente de los hombres. Las palabras pueden arrancarles lágrimas a los corazones más duros. Existen diez palabras que minarán la más poderosa voluntad de un hombre. Pero una palabra no es más que la representación de un fuego. Un nombre es el fuego en sí.”
Patrick Rothfuss, The Name of the Wind

José Saramago
“Somos o que pensamos, e dizemos aquilo que pensamos com palavras. Se as palavras são tão mal usadas, deturpadas, mal pronunciadas muitas vezes, que pensamento podem expressar? Isso é frustrante.”
Jose Saramago

Alessandro D'Avenia
“No hay que tener miedo a las palabras. (...). Hay que llamar a las cosas por su nombre, sin miedo. (...) Yo ya no tengo miedo a las palabras, porque ya no le tengo miedo a la verdad. Cuando tu vida es lo que está en juego, no soportas los rodeos.”
Alessandro D'Avenia, Blanca como la nieve, roja como la sangre

Yasunari Kawabata
“Un dia, mientras escribia una carta, Otoko abrio el diccionario para consultar el ideograma 'pensar'. Al repasar los restantes significados (añorar, ser incapaz de olvidar, estar triste) sintio que el corazon se le encogia. Tuvo miedo de tocar el diccionario... Aun ahi estaba Oki. Innumerables palabras se lo recordaban. Vincular todo lo que veia y oia con su amor equivalia a estar viva. La conciencia de su propio cuerpo era inseparable del recuerdo de aquel abrazo.”
Kawabata Yasunari, Lo bello y lo triste

Patrick Rothfuss
“Utilizar palabras para hablar de palabras es como utilizar un lápiz para hacer un dibujo de ese lápiz sobre ese mismo lápiz. Imposible. Desconcertante. Frustrante.”
Patrick Rothfuss, The Name of the Wind

Gonzalo Torrente Ballester
“Lo que cuentan no son los actos, sino los motivos, no las palabras, sino los sentimientos.”
Gonzalo Torrente Ballester, El señor llega

José Saramago
“No es exactamente asi. Hubo un tiempo en que las palabras eran tan pocas que ni siquiera las teniamos para expresar algo tan simple como Esta boca es mia, o Esa boca es tuya, y mucho menos para preguntar Por que tenemos las bocas juntas. A las personas de ahora ni les pasa por la cabeza el trabajo que costo crear estos vocablos, en primer lugar , y quien sabe si no habra sido, de todo, lo mas dificil, fue necesario comprender que se necesitaban, despues, hubo que legar a un consenso sobre el significado de sus efectos inmediatos, y finalmente, tarea que nunca acabara de completarse, imaginar las consecuencias que podrian advenir, a medio y a largo plazo, de los dichos efectos y de los dichos vocablos. Comparado con esto, y al contrario de lo que de forma tan concluyente el sentido comun afirmo ayer noche, la invencion de la rueda fue mera bambarria, como acabaria siendolo el descubrimiento de la ley de la gravitacion universal simplemente porque se le ocurrio a una manzana caer sobre la cabeza de Newton. La rueda se invento y ahi sigue inventada para siempre jamas, en cuanto las palabras, esas y todas las demas, vinieron al mundo con un destino brumoso, difuso, el de ser organizaciones foneticas y morfologicas de caracter eminentemente provisional, aunque, gracias, quiza, a la aureola heredada de su auroral creacion, se empenian en pasar, no tanto por si mismas, sino por lo que de modo variable van significando y representando, por inmortales, imperecederas o eternas, segun los gustos del clasificador. Esta tendencia congenita a la que no sabrian ni podrian resistirse, se torno, con el transcurrir del tiempo, en gravisimo y tal vez insoluble problema de comunicacion, ya sea la colectiva de todos, ya sea la particular de tu a tu, como se ha podido confundir galgos y podencos, ovillos y madejas, usurpando las palabras el lugar de aquello que antes, mejor o peor, pretendian expresar, lo que acabo resultando, finalmente, te conozco mascarita, esta atronadora algazara de latas vacias, este cortejo carnavalesco de latones con rotulo pero sin nada dentro, o solo, ya desvaneciendose, el perfume evocador de los alimentos para el cuerpo y para el espiritu que algun dia contuvieron y guardaban. A tan lejos de nuestros asuntos nos condujo esta frondosa reflexion sobre los origenes y los destinos de las palabras, que ahora no tenemos otro remedio que volver al principio.”
Saramago José

Humberto Costantini
“y ocurrió
que casi al terminar el cigarrillo
el hombre se golpeó la frente
dijo carajo
que es el equivalente nacional de eureka
y se detuvo”
Humberto Costantini, Cuestiones con la vida: Antología poética

Cormac McCarthy
“Como si el mundo se encogiera en torno a un núcleo de entidades desglosables. Las cosas cayendo en el olvido y con ellas sus nombres. Los colores. Los nombres de los pájaros. Alimentos. Por último los nombres de las cosas que uno creía verdaderas. Más frágiles de lo que él habría pensado. Cuánto de ese mundo había desaparecido ya? El sagrado idioma desprovisto de sus refrentes y por tanto de su realidad. Rebajado como algo que intenta preservar su calor. A tiempo para desaparecer para siempre en un abrir y cerrar de ojos.”
Cormac McCarthy, The Road

Amélie Nothomb
“It is too sad . I must speak to him
- The do you really ?
- Sure . How can you expect things to get better , if we do not speak?
- Earlier , you talked to Mr. Omochi . Do you feel that things have thus been arranged?
- What is certain is that if we do not talk , there is no chance to solve the problem.
- What seems more certain is that if we talk, there is serious risk of aggravating the situation.”
Amelie Nothombe

Claudio Magris
“Sabías que la poesía no es jamás sólo tuya, como el amor, sino de todos; no es el poeta el que crea las palabras, decías y declamabas, es la palabra la que se le hecha encima y le hace poeta...”
Claudio Magris, Lei dunque capirà

Esmeralda Romero
“Ahí hay un sitio —le indico para que aparque. Me bajo del coche con cuidado de que no se me arrugue el vestido que tomé ayer prestado del armario de Sam. Tiene una colección enorme de su época en el bufete en la que tenía que ir siempre muy arreglada. Odio esa palabra. No se debería utilizar esa expresión para imponer a las mujeres un estándar de belleza concreto que marca cómo deben ir vestidas, peinadas y maquilladas. No estamos rotas por lo que no debemos arreglarnos.”
Esmeralda Romero, El cielo es solo el principio

Sándor Márai
“Las palabras justas llegan después y hay que pagar un alto precio por ellas.”
Sándor Márai, La mujer justa

“Nuestras palabras solas no pueden cambiar a los que no creen. Únicamente podemos marcar una diferencia con nuestras oraciones y ejemplo, y sólo si tenemos amor en nuestros corazones: «Cuando rezáis por ellos, rezáis por vosotros y por vuestro futuro». Cuando rezamos no tenemos que hacerlo pidiendo lo que nosotros deseamos: Dios sabe todo lo que hay en nuestros corazones y Él conoce lo que es bueno para nosotros a largo plazo, hablando desde un punto de vista eterno, desde luego. Debemos rezar por nuestros hermanos y hermanas. Cada vez que rezamos por alguien que no cree, lo que hacemos es, fundamentalmente, secar una lágrima en el rostro de la Virgen. A través de la oración descubrimos el plan de Dios para nuestras vidas.”
Mirjana Soldo

“Sólo cuando has sufrido puedes entender de verdad el sufrimiento de los otros. Puedes relacionar lo tuyo con lo que están pasando y ayudarles a soportarlo, bien con palabras, oraciones o con tu presencia. Tras cargar con mi sufrimiento en silencio durante tanto tiempo, escondiendo mi dolor para proteger a los otros, he aprendido a compartir mis sentimientos.”
Mirjana Soldo, My Heart Will Triumph

Juan Gelman
“El amor es una cosa y la palabra amor es otra cosa, y sólo el alma sabe dónde las dos se encuentran.”
Juan Gelman

Octavio Paz
“Eres tan sólo un sueño, pero en ti sueña el mundo y su mudez habla con tus palabras.”
Octavio Paz

Miguel Hernández
“Dime desde allá abajo la palabra te quiero. ¿Hablas bajo la tierra? Hablo con el silencio.”
Miguel Hernández

“Decidí usar palabras en vez de cuadros porque las palabras son más directas para comunicarnos. El lenguaje hermético de la pintura guarda necesariamente su secreto, y su poder permanece en el misterio.”
Celia Paul, Autorretrato

Agustina Bazterrica
“Su cerebro le advierte que hay palabras que encubren el mundo.
Hay palabras que son convenientes, higiénicas, legales.”
Agustina Bazterrica, Tender is the Flesh

Agustina Bazterrica
“Él usa las palabras técnicas para referirse a eso que es un humano, pero nunca va a llegar a ser una persona, a eso que es siempre un producto.”
Agustina Bazterrica, Tender is the Flesh

Agustina Bazterrica
“un matadero debería ignorarse, fundirse con el paisaje y nunca llamarse por lo que realmente es.”
Agustina Bazterrica, Tender is the Flesh

Nerea Riesco
“Pero de todas las cosas que Mariana aprendía en sus clases lo que más le cautivó fue dominar el uso de las palabras. Descubrió que conocer el funcionamiento de ese código era la clave para acceder al interior del mundo secreto recreado en los libros de la biblioteca. Dentro de ellos habitaba una infinidad de personajes que esperaban a ser escuchados.”
Nerea Riesco, El país de las mariposas

Alejandro Mos Riera
“Mis ojos son caminos, y mis huellas, palabras.

Camino con la mirada.

Hoy es otro día de diamante, En una vida por vivir.”
Alejandro Mos Riera, Estrella errante

Alejandro Mos Riera
“La mitad del mundo tiene algo que decir, pero no puede; la otra mitad no tiene nada que decir, pero no calla.

El resto es historia y forma parte del silencio.”
Alejandro Mos Riera, Estrella errante

Alejandro Mos Riera
“Tengo mucho que decir, por eso no hablo. No encuentro las palabras, porque para buen entendedor basta el silencio y para mal interpretador nunca son suficientes palabras.”
Alejandro Mos Riera, La Gran Mentira

Ryū Murakami
“Sólo cuando de verdad veías las palabras desaparecer, te dabas cuenta de lo secas y muertas que estaban, como hojas marchitas o dinero viejo y desechado.”
Ryū Murakami, Piercing

Ryū Murakami
“Justo antes de desaparecer, las palabras adquieren un olor nauseabundo y pulposo, como manojos de hierba muerta que el viento arremolina, formando pequeñas esferas secas, y se derraman del cerebro y de las cuerdas vocales, bajando por las células sanguíneas y los nervios hasta los rincones más remotos del cuerpo.”
Ryū Murakami, Piercing

Ryū Murakami
“Los recuerdos no son como las palabras; son suaves y viscosos. Están cubiertos de un limo pegajoso, igual que un pene tras el acto sexual, o la vagina durante la menstruación, y tienen la forma de renacuajos o culebrillas de agua. Cuando estos recuerdos durmientes despiertan, empiezan por retorcerse, después nadan, primero despacio, poco a poco más rápido, hasta la superficie. Y una vez que llegan ahí, tus sentidos se cierran. La primera oleada te da en los labios, después en la palma de las manos, en los dedos del pie, en las axilas. Algunos recuerdos se escapan por los poros de la piel y merodean por tu cuerpo como una niebla, esperando a que lleguen los demás y se les unan. Cuando ya están todos ahí, se juntan para formar una imagen, y es como si se encendiera una pantalla de televisor ante tus ojos.”
Ryū Murakami, Piercing

Ryū Murakami
“Y de nada serviría intentar analizar cómo lo había logrado. Desde el momento que pones algo así en palabras, lo pierdes. Las palabras y las combinaciones de palabras: cuanto más dependieras de ellas, menor era tu poder real.”
Ryū Murakami, Piercing

« previous 1 3 4