Jesús Erro's Reviews > Una Pena en Observacion

Una Pena en Observacion by C.S. Lewis
Rate this book
Clear rating

by
40291334
's review

it was amazing
bookshelves: catholic, death, faith, hope, loss, love, virtues, theology, religion, nonfiction, loneliness, memoir, bereavement, recommence, marriage, doubt, anguish, suffering, favorites, apologetics, libricos
Recommended to Jesús by: Irene Maciá
Recommended for: Anybody going through the death, bereavement or separation of a loved one

ENGLISH: The crudeness of Psalm 22 - “Eli, Eli lama sabactani?” - lived by a twentieth century's human being - is what you can enjoy in this wonderful book. This is a brief autobiographical essay about C.S. Lewis's grief over his wife's death. 52 heartbreaking pages where the author survives the bereavement while creating and modeling a hope based on Christianity. The teaching of the book is extrapolable to losses or emotional separations.

The book is presented as a paradigm of Psalm 22, as it begins with a desperate cry due to the apparent abandonment of God. It also talks about the power of praise as a form of union with the transcendent. My first Lewis has impressed me: a clear essay, beautiful, deep and with no artifice, which doesn't remain in the metaphysical but falls down to the ordinary life. According to the author, the greatest marriage gift is loving people's reality: with its barriers, defects and unpredictability. That is, not to love our partner's memories or images but their direct and independent reality.

The book is divided into four chapters. In first chapter, the author begins by describing the immediate external symptoms of grief: the overwhelming laziness that permeates all areas of life, the neglect of body grooming, the permanent memory of the deceased, the request for a certainty that confirms that she continues to live in the Hereafter or the question Where is God in the midst of so much suffering? .

In chapter two, the author climbs a step on the spiritual ladder of the grief. Because of his wife's physical absence, only his own images on her remain. The question is: Where is she? The author defines "earthly existence" as: "a Prelude to Something Bigger." In the face of emotional grief, a healthy relativization exercise is always purifying. Would it really be good for the deceased to return to earth? It's obvious that she won't return - reality "never plays the same tune twice" - then we begin to question the goodness of God, attributing to Him our evil characteristics: Is God really bad or is our perception?

In chapter three the previous question is answered. Our right to grumling is legitimate but it doesn't solve anything. It's also selfish because we only seek our own past's restoration, not the wellness of the dead. The generosity of our suffering is challenged. Only Jesus Christ died for us: Would we be able to do the same for the deceased? We conclude that our earthly grief is not pure, it doesn't help the dead: we must accept reality, abandon ourselves to the will of God and let her go.

In chapter four we recognize the benefits of suffering, basically inner growth: the continuous reconstruction of the image of the dead provides greater clarity of her life in earth. That is, we have the advantage of an Iconoclastic Reality that facilitates a better approach to the deceased and to God through praise. At this point, Lewis gives us an unique experience of extrasensory communication with his dead wife. An experience - devoid of all emotions - based on his wife's intellect and will, makes Lewis realize the incompleteness of our knowledge of the universe. The author is tempted to postulate a society based on pure intelligence. I suspect that Lewis refers to the knowledge implied by True Love: loving involves knowledge and it is done through intelligence.

Our intellect's poverty leads the author to reconsider and accept the validity of Christian doctrine. The silence and apparent abandonment of God have justification, God ceases to be that "Cosmic Sadist". Lewis confirms this thought by remembering his wife's reconciliation with God just before she dies on his deathbed. This leads him to conclude the book with a hopeful statement: "How cruel it would be to summon the dead if we could do it!"

More information at this article of my blog.


ESPAÑOL: La crudeza del Salmo 22 - “Elí, Elí ¿lama sabactani?” – puesta en boca de un hombre del siglo XX – es lo que puedes saborear en este maravilloso libro. Se trata de un breve ensayo autobiográfico sobre el duelo por el fallecimiento de la esposa del autor. 52 páginas desgarradoras en las que C.S. Lewis sobrevive el duelo a la vez que crea y modela una esperanza basada en el Cristianismo. La enseñanza del libro es extrapolable a las pérdidas o separaciones afectivas.

El libro se presenta como paradigma del Salmo 22, en el sentido de que comienza con un grito desesperado ante el aparente abandono de Dios. Habla también del poder de la alabanza como forma de unión con lo trascendente. Mi primer Lewis me ha impresionado: es un ensayo claro, bello, profundo y sin artificios, que no se queda en lo metafísico sino que se abaja a lo terrenal de lo afectivo. Según el autor, el mayor regalo del matrimonio es amar la realidad de las personas: con sus barreras, defectos e imprevisibilidad. Es decir, no amar imágenes o recuerdos de nuestra pareja sino su directa e independiente realidad.

El libro se divide en cuatro capítulos. En el primero, el autor comienza describiendo lo inmediato, los síntomas externos del duelo: esa desidia abrumadora que permea todos los ámbitos de la vida, el descuido del aseo corporal, el recuerdo permanente de ella en todo lo que hacemos, la petición de una certeza que confirme que sigue viviendo en el Más Allá o la pregunta de dónde está Dios en medio de tanto sufrimiento.

En el capítulo dos, el autor sube un peldaño en la escalera espiritual del duelo. Ante la ausencia física del fallecido, sólo permanecen las imágenes basadas en su recuerdo. La pregunta es: ¿dónde está? El autor define la existencia terrena como un: “preludio de algo más grande”. Ante el duelo afectivo, un sano ejercicio de relativización es siempre purificador. ¿Realmente sería bueno para el fallecido regresar a la realidad terrestre? Es evidente que no volverá – la realidad “nunca toca dos veces la misma melodía” – entonces comenzamos a cuestionar la bondad de Dios atribuyéndole nuestras características de la maldad: ¿realmente Dios es malo o es nuestra percepción?

En el capítulo tres se responde a la pregunta anterior. Nuestro derecho al pataleo es legítimo pero no resuelve nada. Además es egoísta porque sólo buscamos la restauración de nuestro propio pasado, no el bien del difunto. Se pone en duda la generosidad de nuestro sufrimiento. Sólo Jesucristo llegó a morir por nosotros: ¿seríamos capaces de hacer lo mismo por el fallecido? Llegamos a la conclusión de que nuestro dolor terrenal no es puro, no ayuda al difunto: tenemos que aceptar la realidad, abandonarnos a la voluntad de Dios y dejarla ir.

En el capítulo cuatro reconocemos los beneficios del sufrimiento, básicamente el crecimiento interior: la continua reconstrucción de la imagen del difunto proporciona una mayor claridad de lo que fue su vida. Es decir, tenemos la ventaja de una realidad iconoclasta que facilita un mejor acercamiento al fallecido y a Dios a través de la alabanza. En este punto, Lewis nos regala una singular experiencia de comunicación extrasensorial con su esposa fallecida. Una experiencia carente de toda emotividad basada en el intelecto y la voluntad de la fallecida, le hace ver a Lewis lo incompleto de nuestro conocimiento del universo. El autor es tentado a postular una sociedad basada en la inteligencia. Sospecho que Lewis se refiere al conocimiento que implica el amor verdadero – para amar hay que conocer y se hace a través de la inteligencia.

La humildad ante la pobreza de nuestro intelecto, lleva al autor a reconsiderar y aceptar la validez de la doctrina cristiana. El silencio y aparente abandono de Dios tienen justificación, Dios deja de ser ese “Sádico Cósmico”. Lewis confirma este pensamiento durante la reconciliación de su amada con Dios justo antes de que ésta fallezca en su lecho de muerte. Lo que le lleva a concluir el libro con un esperanzador: “¡Qué cruel sería convocar a los muertos caso de que pudiéramos hacerlo!”

Más información en este artículo de mi blog.
20 likes · flag

Sign into Goodreads to see if any of your friends have read Una Pena en Observacion.
Sign In »

Quotes Jesús Liked

C.S. Lewis
“Gran parte de una desgracia cualquiera consiste, por así decirlo, en la sombra de la desgracia, en la reflexión sobre ella. Es decir en el hecho de que no se limite uno a sufrir, sino que se vea obligado a seguir considerando el hecho de que sufre. Yo cada uno de mis días interminables no solamente lo vivo en pena, sino pensando en lo que es vivir en pena un día detrás de otro.”
C.S. Lewis, A Grief Observed

C.S. Lewis
“Toda la realidad es iconoclasta. La Amada terrenal, incluso en vida, triunfa incesantemente sobre la mera idea que se tiene de ella. Y quiere uno que así sea. Se la quiere con todas sus barreras, todos sus defectos y toda su imprevisibilidad. Es decir, es su directa e independiente realidad. Y esto, no una imagen o un recuerdo, es lo que debemos seguir amando, después de que ha muerto. Pero «esto» resulta ahora inimaginable. En este sentido H. y todos los muertos son como Dios. En este sentido, amarla a ella se ha convertido, dentro de ciertos límites, como amarle a Él. En los dos casos tengo que hacer que el amor abra sus brazos y sus manos a la realidad (sus ojos aquí no cuentan), a través y por encima de toda la cambiante fantasmagoría de mis pensamientos, pasiones e imaginaciones. No debo conformarme con la fantasmagoría misma y adorarla en lugar de Él o amarla en lugar de ella.”
C.S. Lewis, A Grief Observed

C.S. Lewis
“Se cree a veces que los muertos nos están mirando. Y pensamos, con razón o sin ella, que, si nos miran, lo harán con mucha mayor claridad que antes. ¿Se dará cuenta ahora H. de cuánto espumarajo y oropel había en lo que tanto ella como yo llamábamos «mi amor»? Así sea. Mírame sin piedad, querida. Ni aunque pudiera hacerlo me escondería. No solíamos idealizarnos uno a otro. No teníamos secretos uno para el otro. Conocías de sobra mis rincones más putrefactos. Si ahora descubres algo aún peor, soy capaz de soportarlo. Y tú también. Rebate, explícate, búrlate de mí, perdóname. Porque este es uno de los milagros del amor; que consigue dar a la pareja –pero quizá más aún a la mujer– el poder de penetrar en sus propios engaños, y a pesar de todo no vivir desengañada.”
C.S. Lewis, A Grief Observed

C.S. Lewis
“Uno de los milagros del amor es tener una visión un poco parecida a la de Dios. El amor de Dios y su sabiduría no se diferencian entre sí ni de Él mismo. Casi podríamos decir que ve porque ama, y por lo tanto que ama, a pesar de que ve.”
C.S. Lewis, A Grief Observed

C.S. Lewis
“El regalo más precioso que me hizo el matrimonio fue el de brindarme un choque constante con algo muy cercano e íntimo pero al mismo tiempo indefectiblemente otro y resistente, real, en una palabra.”
C.S. Lewis, A Grief Observed

C.S. Lewis
“Si de repente «sufrir en vez de ella» se convirtiera en una posibilidad real, entonces por primera vez nos daríamos cuenta de la importancia de su significado. ¿Se nos ha permitido esto alguna vez? Se le permitió a una Persona (Jesucristo), según nos han contado, y me doy cuenta de que ahora puedo volver a creer que Él hizo en nombre de otro todo lo que es posible hacer en ese sentido. Y Él contesta a nuestro balbuceo: «No puedes y no te atreves. Yo pude y me atrevi.»”
C.S. Lewis, A Grief Observed

C.S. Lewis
“El amor en vida va siempre acompañado de emoción, pero no porque sea una emoción en sí mismo ni porque necesite ir acompañado de ella, sino porque nuestras almas animales, nuestro sistema nervioso y nuestra imaginación se ven precisados a responder al amor de esa manera.”
C.S. Lewis, A Grief Observed

C.S. Lewis
“Una sociedad, una comunión, basada en la pura inteligencia no tendría por qué ser fría, desolada e inhóspita. Claro que tampoco resultaría ser eso a lo que la gente se refiere cuando usa palabras como espiritual, místico o sagrado. Si yo pudiera tener un atisbo de ello sería como…; bueno, casi me da miedo echar mano de los adjetivos que puedo utilizar. ¿Enérgico? ¿Entusiasta? ¿Atinado? ¿Alerta? ¿Intenso? ¿Despierto? No sé, por encima de todo, sólido. Totalmente de fiar. Firme. Los muertos no se andan con tonterías. Cuando digo «intelecto», incluyo la voluntad. La atención es un acto de voluntad. La inteligencia en acción es voluntad por excelencia.”
C.S. Lewis, A Grief Observed

C.S. Lewis
“El hecho de haber alcanzado un grado menor de malentendido sobre lo que debe ser la inteligencia pura, no ha de hacerme llevarlo demasiado lejos. También cuenta, valga lo que valga, la resurrección de la carne. No somos capaces de entender. Puede que lo que menos entendamos sea lo mejor.
¿No se ha debatido ya, en tiempos, si la visión final de Dios era más un acto de inteligencia que de amor? Ésta es probablemente otra de esas preguntas disparatadas. ¡Qué cruel sería convocar a los muertos caso de que pudiéramos hacerlo!”
C.S. Lewis, A Grief Observed


Reading Progress

January 15, 2020 – Shelved
January 15, 2020 – Shelved as: to-read
January 15, 2020 – Shelved as: catholic
January 15, 2020 – Shelved as: death
January 15, 2020 – Shelved as: faith
January 15, 2020 – Shelved as: hope
January 15, 2020 – Shelved as: loss
January 15, 2020 – Shelved as: love
January 15, 2020 – Shelved as: virtues
January 15, 2020 – Shelved as: theology
January 15, 2020 – Shelved as: religion
January 15, 2020 – Shelved as: nonfiction
January 15, 2020 – Shelved as: loneliness
January 15, 2020 – Shelved as: memoir
January 21, 2020 – Shelved as: bereavement
January 21, 2020 – Shelved as: recommence
January 21, 2020 – Shelved as: marriage
January 21, 2020 – Shelved as: doubt
January 21, 2020 – Shelved as: anguish
January 21, 2020 – Shelved as: suffering
January 23, 2020 – Started Reading
January 24, 2020 –
19.0% "Uno:
Desidia que inyecta la pena: esfuerzos se aborrecen por eso gente solitaria es descuidada.
¿Dónde está Dios? Es ausencia. Sólo Jesucristo como respuesta.
El problema del recuerdo: continua reflexión. Ausencia de ella extendida a todo.
El cuerpo: casa vacía. La naturaleza no toca dos veces la misma melodía. El miedo no se puede compartir, sólo solidaridad
Aguantar a esa gente que te dice: «La muerte no existe»"
January 24, 2020 –
42.0% "Dos
Construyendo una imagen distorsionada de ella
Sus reproches eran un regalo
La ilusión de los cementerios
«¿Dónde está ella ahora?»
Relativizando nuestras existencias
El tiempo es otra forma de nombrar a la muerte: realidad no se repite
La fe fuerte de San Pablo: Dios como meta
La bondad de Dios: se crucificó a sí mismo.
Realidad insoportable
Dudas razonables ¿Dios malo o lo parece? Puntos malos son luminosos"
January 24, 2020 –
71.0% "Tres
Sufrimiento para conocerse: vida son restauraciones de fe continuas
El pataleo no arregla nada
¿Resurrección buena para los muertos o egoísmo nuestro?
Tortura necesaria para crecer
Cristo realmente sufrió por nosotros
Abandonarse y capacidad de recibir para ser rescatado
Duelo necesario para hacernos ver realidad
Llevad duelo con abandono y alegría"
January 25, 2020 – Shelved as: favorites
January 25, 2020 –
91.0% "Cuatro
Alabanza para acercarse a Dios y muertos
Ella en manos de Dios manda mensaje no emotivo: equivocados con realidad
Idea amor y Dios iconoclasta: realidad reconstruyéndose con imágenes
Amar lo real no imágenes
Milagros amor: aceptar defectos para seguir amando
La experiencia noche: muertos puro intelecto
Sociedad basada: inteligencia, firmeza, confianza y voluntad
Promesa final: voluntad y esperanza resurrección"
January 25, 2020 –
100.0% "My first Lewis and - God willing - not the last. I loved it. Nice reflections on loss, death and conjugal love."
January 25, 2020 – Finished Reading
February 9, 2020 – Shelved as: apologetics
March 4, 2021 – Shelved as: libricos

Comments Showing 1-8 of 8 (8 new)

dateDown arrow    newest »

Fonch Está maravillosamente bien resumido el libro en la película "Tierras de penumbra" como Jack pasó de la desesperación por perder a Joy a la esperanza.


Jesús  Erro Gracias por el apunte, Fonch. Es impresionante cómo C. S. Lewis navega por un mar de dudas desgarrador hasta encontrar la fe con unos pensamientos realmente ingeniosos y profundos:
Aquí la película en IMDB: https://www.imdb.com/title/tt0108101/


Fonch Jesús wrote: "Gracias por el apunte, Fonch. Es impresionante cómo C. S. Lewis navega por un mar de dudas desgarrador hasta encontrar la fe con unos pensamientos realmente ingeniosos y profundos:
Aquí la película..."

Más que encontrar diría que es reencontrar, o reafirmarse en ella. Ya la tengo en casa la película :-).


Jesús  Erro Cierto, Fonch: va hilando argumentos que validan sus creencias cristianas. Me gusta que no edulcora la dura realidad a la vez que teje una esperanza.
La experiencia extrasensorial de comunicación con su difunta esposa es curiosa: según el autor, una experiencia de puro intelecto carente de emociones. Aquí veo uno de los problemas de la sociedad actual: mera equidad y civismo, sin amor. Pero sospecho que Lewis se refiere a la componente de conocimiento del amor verdadero. Recordemos que Cristo se emocionó (con Lázaro) y no bajó a este mundo con enciclopedias. No sé, todo esto daría mucho que hablar.
También Tierras de Penumbra en Youtube: https://youtu.be/E96Mx8n3dIE


Irene Maciá Muy buena reseña, Jesús. Has estructurado muy bien de qué trata cada capítulo y eso me es de mucha ayuda. Cuando yo me leí este libro, el primer ensayo que termino de Lewis, me quedé con algunos conceptos muy básicos debido a la complejidad con la que llega a tratar el tema. Recuerdo que en el primer capítulo mencionaba la droga de la autocompasión, sobre la que he estado reflexionando mucho en estos últimos dos años. Miraré la película a ver qué tal, gracias por pasarla.


message 6: by Fergus (new)

Fergus Wonderful review! I must read this soon - I have it in my collection. Thanks so much.


message 7: by Jesús (last edited Jan 28, 2020 10:33AM) (new) - rated it 5 stars

Jesús  Erro Gracias, Irene. A todos nos cuestan los autores profundos y sabios: C.S. Lewis, G.K. Chesterton, Benedict XVI, etc. Tengo que apoyarme en notas y subrayados a varios colores para comprender, la lectura se hace lenta. Acabo de probar mi primer audiolibro y la experiencia ha sido buena y más rápida.
En cualquier caso, la literatura es una escuela donde todos aprendemos.
La autocompasión es interesante: como dice Lewis - cuando se vive de forma obsesiva - nos encierra en nosotros mismos alejándonos de los demás. Nuestra imagen de la realidad queda distorsionada haciéndonos menos objetivos y humildes.


Fonch Hola, es que estuve enrollado en mi crítica de Wargames y no pude intervenir, ni contestar a tu mensaje. Estoy de acuerdo con Irene. Muy buena crítica y no era fácil. A mí me emocionó que Lewis saliera de la situación en la que se encontraba consolando a Douglas Gresham. Por lo que cuenta Douglas Gresham esa conversación tuvo lugar realmente y ambos se sostuvieron mutuamente en esta crisis. Por lo que Lewis salió fortalecido de esta prueba. Bueno yo siempre he creído en la vía media no caer en el emotivismo, ni tampoco tener la sangre fría de un lagarto. Vamos a ver no hay cosa más hermosa y luminosa que creer. Creo que era Evelyn Waugh el que decía que ser católico era ver el mundo como realmente era después de haberlo visto al revés.


back to top