Pelidelasemana's Reviews > Historia de la fealdad

Historia de la fealdad by Umberto Eco
Rate this book
Clear rating

by
16099080
's review

liked it

Compendio de imaginería y textos sobre el horror y la fealdad organizados de acuerdo a una progresión histórica bastante generalista planteada por Umberto Eco, el texto es valioso por su buena curaduría literaria, y (un poco menos) por su curaduría pictórica.

Textos de Dostoievsky, Sócrates, Aristóteles, Sade, Baudelaire, Rimbaud, Marinetti, Sontag, Wilde, etc, etc, etc, se maridan con acercamientos de pinturas clásicas para representar diferentes etapas de la conceptualización de lo abyecto en el mundo del arte. Sin embargo, la voz cantante y cohesiva del texto (Eco) resulta demasiado generalista, dándole al lector apenas una breve embarrada de conceptos y bibliografía que después deberá investigar a fondo si no quiere quedarse con una visión casi wikipediesca del tema.

A pesar de todo, el libro tiene capítulos sobresalientes (sobre todo el número XI, relacionado con ‘Lo siniestro’), que rescatan un esfuerzo investigativo que funciona como buena introducción a la teoría de lo abyecto, pero que peca en más de una ocasión de complaciente y simplón.

NOTAS DE USO PERSONAL

///////////////////////////////

HISTORIA DE LA FEALDAD

INTRODUCCIÓN

Nociones de que la medida de la belleza y la fealdad se modifica dependiendo de la época, la cultura y la raza. Sin embargo gran quote de Nietzsche en El crepúsculo de los ídolos: “en lo bello el hombre de pone como medida de la perfección y se adora en ello. El hombre en el fondo se admira en el espejo de las cosas y considera bello todo lo que le devuelve su imagen... lo feo se entiende como señal y síntoma de la degeneración... el olor, el color, la forma de la disolución, de la descomposición...todo esto provoca una reacción idéntica: el juicio de valor “feo” ¿A quién odia aquí el hombre? No hay duda: odia la decadencia de su tipo.”

METER TENTACIONES DE SAN ANTONIO DE MATTHIAS GRUNEWALD EN CURSO

La definición narcisista de lo bello y lo feo de Nietzsche plantea la pregunta de si lo feo es precisamente la antítesis de lo bello. Sin embargo, libros como la ‘Estética de lo feo’, de Karl Rosenkranz, al analizar las diversas vertientes de lo abyecto, muestran que puede ser lo feo algo que se muestra con cierta independencia de lo bello. Algo con códigos propios que incluso se mezclan con lo bello (hay horror en lo fabuloso y lo fantástico, que también son conceptos asociables a lo bello). En los sinónimos de lo bello se percibe una apreciación desinteresada mientras que en los sinónimos de la palabra feo se implica una reacción violenta de disgusto y horror.
Identifica 3 fenómenos a estudiar: la fealdad en sí misma (un excremento, una fétida carroña), la fealdad formal (un rostro asimétrico o incompleto) y la representación artística de ambas (esta última es la llave para entender las otras dos en el pasado, ya que sólo conservamos dichas representaciones).
Bellísimo quote de Aristóteles en ‘Poética’ que habla de la posibilidad de realizar lo bello imitando con maestría lo repelente.
Al final puede que las brujas de Macbeth tengan razón y “lo feo es bello y lo bello es feo”.

LO FEO EN EL MUNDO CLÁSICO

1 ¿Un mundo dominado por lo bello?

Planteamiento de diversos diálogos de Sócrates y pasajes de Platón y Aristóteles en los que se reconocen problemas con la representación de la fealdad: la pederastia y sus niveles, la posibilidad de encontrar belleza en objetos de misma especie pero que al compararlos con otras especies o cosas pierden su valor de belleza; la posibilidad de engendrar belleza por la maestría de la imitación de lo feo. Fragmento estupendo de Platón en el que manda prohibir las representaciones de lo desagradable para no pervertir a las mentes jóvenes.

2. Civilización griega y horror

Descripción de muchos pasajes horribles y monstruosos de tradición griega, idealizada por el neoclásico pero pletórica de mitos horribles. Edipo, Orestes, Agamenón y más. Seres hermosos que hacen cosas terribles. Extractos de descripción de arpías, sirenas, la hidra (chulada porque se supone que la hidra era una especie de caverna de la que salía flujo de agua y que cuando intentaban cerrar una boca aparecían otras más (3), y hércules logra secarla y clausurar sus gargantas (de ahí el nombre hidra).

LA PASIÓN LA MUERTE EL MARTIRIO

1. La visión pancalística del universo

El mundo griego veía al universo como una pobre representación del mundo de las ideas (Platón). El mundo cristiano asume en antítesis que el mundo es creación perfecta de Dios. La justificación de la fealdad por tanto es que incluso las imperfecciones son efectos que aislados se ven monstruosos pero que en el conjunto del mundo tienen un propósito equilibrador de belleza (Sto Tomás tiene incluso texto sobre elogio de la prostitución porque controla las pasiones y evita que se desborden de forma caótica).

2. El dolor de cristo

En cuanto a la fealdad del dolor de Cristo, los paleocristianos ni siquiera representaban la crucifixión por el horror teológico a mostrar humanidad en Cristo. Sin embargo ya en la edad media comienza a mostrarse la crucifixión. Aquino defiende lo bello del sacrificio transmitido a través de la fealdad del dolor físico. Sin embargo también hay un juego de bellezas en la representación artística, que plantea a Jesús con rasgos faciales hermosos y a sus perseguidores como toscos y feos.

3. Mártires, eremitas y penitentes

La idea del martirio, a diferencia del martirio de Cristo se representa con dignidad y valor. Se idealiza la recepción del martirio para fomentarlo, al grado de presentar un erotismo de la tortura (San Sebastián). Los estilitas y eremitas se representan en cambio con veracidad para enaltecer su abandono. Las penitencias de igual modo para provocar asombro.

4. El triunfo de la muerte

Para las masas la muerte se vende como algo que todo el tiempo está al acecho. La vida es más fugaz y la guerra es eterna asi que las posibilidades de perecer son altas y debe recordarse a la gente los horrores del pecado asociado a la muerte. La noción de la danza de la muerte (Bergman) recuerda que la muerte es compañero eterno de viaje, a diferencia de hoy que se intenta olvidar a la muerte. Bellísimo pasaje para la primera clase de body horror de Sebastiano Pauli sobre la descomposición del cuerpo y hermoso análisis del cuadro del triunfo de la muerte de Bruegel por DeLillo.

EL APOCALIPSIS EL INFIERNO Y EL DIABLO

1. Un mundo de horrores

Relectura del Apocalipsis de Juan. Texto que por primera vez introduce la monstruosidad religiosa y que le lega al arte un sinfín de imágenes asociadas a la maldad y al fin de los tiempo. Recapitulación de la paranoia milenarista: después de abrir el séptimo sello Dios derrota al dragón y lo encarcela por mil años, después el dragón se libera y viene la batalla final y el fin del mundo. Para algunos vivimos la era dorada previa a la liberación de Satán y para otros ya estamos en esa era esperando la salvación final. Pánico milenarista por la aparición de desgracia terrible o por la espera de la salvación.

2. El infierno

Dante como eje máximo de la representación infernal y compendio de mitologías atroces. Sartre como representante de inferno moderno en ‘A puerta cerrada’ donde tres personas condenadas a vivir en un cuarto cerrado con la luz encendida “el infierno son los otros”.

3. Las metamorfosis del Diablo

Evolución del diablo en ser horrendo. Presencia del diablo en leyendas de enfrentamiento de cristiano ante demonio. Venta de alma en pos del amor de una mujer: leyenda medieval de Cipriano y luego Goethe. Y también leyenda de Teófilo que pierde honor y para recuperarlo vende su alma al diablo (representación de Teófilo en iglesia de Souillac funciona como uno de los primeros antecedentes de la narrativa secuencial del cómic). Obsesión de la reforma protestante por el diablo. Bosco muere al inicio de la reforma y lo que nos deja es una visualización de los males concupiscentes que terminan por conducir al infierno y los horrores de un infierno que convierte en símbolos los males de su sociedad (Bosco era miembro de una Cofradía ultraconservadora de Nuestra Señora, pero orientada a la reforma de las costumbres). Nota: leer el ‘Teatro de la crueldad’ de Artaud.

MONSTRUOS Y PORTENTOS

Capítulo muy general del que se sacan un par de conceptos interesantes:
Estética hispérica: la contraposición del mesurado estilo “ático”, que surge entre siglos VII y X debido a la decadencia europea, declive de agricultura, abandono de ciudades etc, y se caracteriza por lo gigantesco y lo desproporcionado. Surgen en Irlanda compendios de monstruosidades. Catálogo ‘Liber monstrorum de diversis generibus’.
La religión normaliza al monstruo en catedrales. En la pancalística Agustín sugiere que monstruosidades son parte del orden del mundo, y surgen catálogos monstruosos que despojan a los portentos de su calidad de horrores. Libro importantísimo al respecto es ‘El Fisiólogo’ (catálogo que por ejemplo define al unicornio y su fascinación por los pechos vírgenes).
Aparición de Carta del Preste Juan, que es soberano de un mundo fantástico que inspira a Marco Polo a tratar de ubicar su falso reino. Transformación de otras culturas en monstruos por el efecto de las crónicas viajeras.
En la modernidad se recupera la cualidad del monstruo orientado al horror con Poe, Conan Doyle y películas de todo tipo.

V. LO FEO, LO CÓMICO, LO OBSCENO

Idea del pene y lo genital como génesis de lo cómico-obsceno (Príapo, hijo de Afrodita).
Luego la idea del “rústico” como objeto de burla y sorna dado su poco refinamiento y lo tosco de sus facciones. Por otro lado la ciudad era objeto de parodia en carnavales, con su desenfreno.
En el renacimiento llega Rabelais con su ‘Gargantúa y Pantagruel’ (1532) a cambiarlo todo. El humor procaz ya no es exclusivo del vulgo sino que es ahora disfrutado por la aristocracia. Elevado a nivel de arte, eliminándole en el proceso ciertas violencias, pero manteniendo el humor sexual. También se reivindica al “rústico” con obras como ‘Bertoldo’ (1606) en las que el campesino feo es al mismo tiempo ingenioso y astuto. Se borra al participar las clases altas de este humor la frontera entre lo decible y lo indecible, hasta que surge Sade, que lleva todo a un escandaloso y desaforado nuevo nivel. Termina con un somero y poco riguroso recuento del origen de la caricatura, asociada a la noción de romper con las proporciones de los rostros para marcar algún defecto o habilidad de carácter moral.

VI LA FEALDAD DE LA MUJER ENTRE LA ANTIGÜEDAD Y EL BARROCO

1. La tradición antifeminista

En la edad media todo es vituperio a la mujer y a sus cualidades físicas repugnantes. Dante, y sobre todo Bocaccio se lanzan a la yugular del cuerpo femenino.
Como antítesis protofeminista un bellísimo texto de Lucrezia Marinella extraido de ‘La nobleza y la excelencia de la mujer’.

2. Manierismo y barroco

En el manierismo, que premia lo expresivo frente a lo bello y busca la subjetividad como fin a diferencia de la calca de la realidas, se comienzan a desarrollar elogios a los defectos femeninos: elogio a mujer coja, de Montaigne; hilarante texto de Quevedo sobre la mujer en ‘El mundo por de dentro’; y también hermoso texto de Robert Burton sobre el amor a la mujer fea. Impactante autorretrato verbalizado de Miguel Ángel en la vejez, reconociendo la inutilidad del éxito frente a la muerte.

VII EL DIABLO EN EL MUNDO MODERNO

1. Del Satanás rebelde, al pobre Mefistófeles.

Concepción miltoniana de Satanás como rebelde celeste, orgulloso y casi heroico, hasta concepción mefistofeliana despojada de magnificencia y diabólica en cuanto a su intento de tentar a través de la cotidianidad.

2. La demonización del enemigo.

Interesante capítulo sobre campañas de demonización a lo diferente, asociadas a un enemigo ideológico y cultural. Justificación de invasiones bárbaras (los bárbaros son los balbuceantes) asociadas a fealdad física como reflejo de fealdad moral. Destaca artículo sobre la negritud en la primera edición americana de la Enciclopedia Británica, así como la representación maléfica de enemigos en propaganda.

VIII BRUJERÍA, SATANISMO, SADISMO

1. La bruja: capítulo bastante genérico sobre la figura de la bruja. Poco análisis y algunos textos de Goethe y Shakespeare.

2. Satanismo, sadismo y gustopor la crueldad: tal vez el mejor capítulo hasta ahora, recoge textos increíbles de Joris-Karl Huysmans (debo leer ‘Allá abajo’), Poe, Sade, Schiller (copiar texto para clase 3 horror corporal), una descripción aterradora del juicio de Gilles de Rais, un texto hermosísimo y ultraviolento sobre la muerte de Andrónico, un alucinante cuento de Kafka ‘La colonia penitenciaria’ y termina con una bellísima descripción de la muerte de un personaje de Bond por Ian Flemming a manos de barracudas.

IX PHYSICA CURIOSA

1. Partos lunares y cadáveres destripados: el monstruo que antaño era un personaje mítico de tierras lejanas se convierte en un ser nacido en condiciones adversas de parto: un fenómeno. De igual forma el estudio del cuerpo humano mediante cadáveres proporciona imágenes de alto grado perturbadoras (unión medio torpe y pobremente justificada con monstruos)

2. La fisiognómica: Eco retaca de referencias a la creencia de que el aspecto podía determinar el carácter moral del individuo. Pasando de la criminalística asociada a un determinado tipo de facciones, hasta el odio específico a los judíos (increíbles textos de Chaucer, Wagner y Hitler.

X. LA REDENCIÓN ROMÁNTICA DE LO FEO

1. La filosofía de lo feo: capítulo vago que intenta prologar la idealización romántica de lo feo. Poco valioso salvo por un cuadro alucinante de Ilya Repin ‘Iván, el terrible, con el cadáver de su hijo Iván’.

2. Feos y condenados: la fascinación por el aspecto feo. Increíbles textos de Victor Hugo: un retrato de Robespierre, Danton y Marat, y luego el increíble monólogo de la querida de Gwynplaine en ‘El hombre que ríe’ (digno de enmarcar). Complemento con el hermoso párrafo de la descripción de Hyde, y la imposibilidad de definir el horror que transmite.

3. Feos e infelices: la bondad arrastrada a un destino trágico por la condena del cuerpo: Frankenstein, Quasimodo, El hombre que ríe, Dorian Grey, y bellísimo texto en el que Sartre se regodea en su propia fealdad.

4. Infelices y enfermos: Violetta moribunda en ‘La traviata’ o ‘La montaña mágica’, de Thomas Mann. Celebración de Baudelaire del cuerpo de las viejas, y terrible escena de Kafka en ‘un médico rural’, encontrando herida agusanada en flor en el costado de un hombre.

XI LO SINIESTRO

1. Lo siniestro: el mejor capítulo hasta el momento gira en torno a la noción de siniestro: aquello ordinario que se revela fuera de lugar (leer Unheimliche, de Freud). Lo siniestro en los cuentos infantiles es también piedra clave: el hombre de aren, pinocho, el mago de oz, etc.
Mención a ‘Another turn of the screw’, de Henry James (que luego adaptaría Truman Capote en el guion de ‘The Innocents’).
Mención al colmo de lo inquietante (el doble) al que hacen mención Poe, Dostoievsky, Gogol (nariz con forma humana).
Análisis de figura del vampiro, que genera incertidumbre y siniestra a través de la duda de si es o no un humano normal (mención a escena hermosa de Dracula en la que el conde sale porla ventana y desciende el muro como un animal).
Noción de que lo siniestro es aún más siniestro en cuanto el protagonista sobre el que recae el horror ve que su entorno asume lo siniestro y fuera de lugar como algo normal o lógico (Kafka-Samsa).
Finalmente la figura de la casa embrujada que absorbe lo siniestro de su pasado.

XII TORRES DE HIERRO Y TORRES DE MARFIL

1. La fealdad industrial: poquísimo análisis de Eco pero una buena combinación de textos sobre los horrores de la ciudad (enfocados a Londres y París), escritos por Oscar Wilde, Dickens, Poe, Baudelaire, etc. Pelea entre los que consideran arquitectura de hierro y cristal aberrante y los que la consideran un triunfo.

2. El decadentismo y la lujuria de lo feo: frente a la revolución industrial surge la figura del dandi que debe vivir en la máxima exaltación de los sentidos todo el tiempo, y que se regodea en la apreciación de lo feo: gran retrato que Paul Valery hace de Huysmans. Textos de Bataille, Baudelaire, Dostoievsky etc. La carroña hace su aparición.

XIII LA VANGUARDIA Y EL TRIUNFO DE LO FEO

1. La vanguardia y el triunfo de lo feo: análisis de los diferentes manifiestos de la vanguardia: el machista y fascista manifiesto del futurismo, donde se glorifica la guerra y la belleza de lo mecánico, vilipendiando al amor y a la feminidad; el manifiesto Dada donde la mente se libera por completo renunciando a la razón en exabruptos violentos de color o temática; el manifiesto surrealista que busca expresar el funcionamiento real del pensamiento sin la participación de la razón (escritura automática). Bellísimo análisis de Dalí sobre el cuadro del Angelus de Millet: lo equipara al encuentro en una mesa de disección de una máquina de coser y un paraguas. Textos de Raymond Rousel, Bataille, Artaud, Warhol, etc.

XIV LA FEALDAD AJENA: LO KITSCH Y LO CAMP

1. La fealdad ajena: conceptualización del cambio de gusto en épocas: compendio de críticas desfavorables a obras ahora encumbradas como perfectas (crítica a la divina comedia, a la obra de Welles, a Bach, a Joyce, a Lo que el viento se llevó, etc.)

2. Lo kitsch: definición de lo kitsch como una imitación de arte consagrado que se genera en busca de un forzado deseo por complacer al gusto común y por generar dinero (descripción del Madonna Inn, el arte estalinista, las estampitas religiosas, el renacimiento del gusto por pintar mitos griegos en el siglo XIX (arte pompier), y los cuadros de Giovanni Boldini, que pintaba retratos cuidadísimos de mujeres aristócratas con vestidos pintados de forma “impresionista” para dar falsa ilusión de obra de arte.

3. Lo camp: definición de lo camp como una validación intelectual del mal gusto en función de su exceso y su afectación. Según Eco el camp puro no es intencional: el artesano art noveau piensa que está generando una obra mayor desde la seriedad absoluta de un concepto (sin embargo a Eco se le olvida el camp de Waters , por ejemplo, que es completamente intencionado, asumiendo la parte intelectualizadora del camp como parte también creadora de camp)

XV LO FEO HOY

1. Utilizando el concepto de diabolus in musica, Eco concluye 3 cosas: la noción de fealdad varía de época en época, lo que ayer era aceptado puede ser considerado horrible después, y lo feo en individualidad puede contribuir a lo bello de un conjunto.
Y luego una cuarta: el diabolus se ha adaptado y ha sobrevivido precisamente porque está anclado a una respuesta fisiológica de horror auditivo. Hay una predisposición biológica a considerar algo como feo o perturbador. Hace referencias a piercings, a música y a otras manifestaciones que cambian en relación con el tiempo, para concluir con un hermoso texto de Italo Calvino, sobre la jornada de un escrutador electoral en un manicomio (las monjas votan por los locos, al principio el escrutador busca impedirlo, pero al final concluye que las monjas que cuidan a los enfermos se han ganado el derecho de hablar por ellos.
4 likes · flag

Sign into Goodreads to see if any of your friends have read Historia de la fealdad.
Sign In »

Reading Progress

August 5, 2018 – Started Reading
August 5, 2018 – Shelved
August 26, 2018 – Finished Reading

No comments have been added yet.