Jesús Erro's Reviews > Jesús de Nazaret: Desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección

Jesús de Nazaret by Benedict XVI
Rate this book
Clear rating

by
40291334
's review

it was amazing
bookshelves: christ, classics, _pilar, catholic, lenten, new-testament, resurrection, favorites, biography, death, church-history, nonfiction, reading-dense, religion, spirituality, suffering, serial, libricos
Recommended for: Anyone who wants to meet JesusChrist and increase faith

ENGLISH: People enter and leave our lives like the passengers of a train. You know that something is wrong when your car goes empty. Are equity, civics enough? There comes a time when you have to put Christ in the equation of your life. We must have faith. Faith is born of knowledge: you cannot love what is not known. For this purpose I came to this book.

Jesus of Nazareth: from the Entry into Jerusalem to the Resurrection is the third volume of the Ratzinger trilogy about the life of Christ. He picks up the final part of his life, the one corresponding to his last week: from Palm Sunday, through the Last Supper, his trial, death, resurrection and finally his Ascension near Bethany.

448 pages in the Spanish hardcover edition. Ratzinger uses a modern exegesis for the analysis of the resurrection - the most transcendent event in the history of man. In my opinion, the result is a more fluid reading than in the previous volume of public life.

It is the trilogy book that I liked the most. Perhaps because the most important events in the life of Christ occur at the end and the rhythm of the book increases. It's as if Christ's life had been written by a television screenwriter. That is why I would recommend, if possible, read the trilogy chronologically according to the life of Christ: starting with his childhood, then his public life and ending with his death and resurrection.

Ratzinger explains that the crucifixion - far from being an absurd and ignominious event - gives meaning to all the Scriptures. Ancient prophecies are fulfilled in Christ. The Bible stops looking like a set of independent books. Bible becomes a homogeneous unit that leads to the figure of Jesus. Old Testament's words were waiting for Christ. Moreover, Christ goes beyond the Scriptures overcoming the classical mythology of Plato and Philo, who had already foreshadowed from the antiquity a redeeming Jesus.

Ratzinger clarifies that the figure of Christ is not a mere anthropological construction. His figure brings a series of novelties that have given him greatness: the acceptance of a humble and suffering God, mercy, the call to God "Abba" that - together with the relativization of social norms and the acceptance of the testimony of women - it was inconceivable to the Jewish mentality. The abolition of sacrifices and ancient worship, so on.

Christ is not a cosmic God. That is, it does not remain subject to the laws of space time. Only in a united and homogeneous Bible, words are projected to all times. With an inverse thought: Christ took on his shoulders the betrayals of all time. That is why you can hear many theologians say that Christ always prays in Gethsemane. As a timeless being, He do not stop taking our sins. Thanks to Ratzinger you will understand that Christ is still present here and now. A God not friend of divination - the veil of the future corresponds only to God the Father - and who only speaks of the future based on tradition.

The timelessness of Jesus transfers Pilate's question about the truth to the present moment. Ratzinger tells this beautiful dialogue very well. Together with the "forgive them because they don't know what they do" of the crucifixion, they show the coexistence between knowledge and ignorance at present times. Current science is believed to be self-sufficient. Even Christian scientists such as Francis S. Collins, from the Human Genome Project, are tempted to say that science has deciphered God's language. Is this the whole truth? Are the fundamental truths of man determined by an equation?

Ratzinger clears doubts about the true image of Christ. Those that define Him as: affable rabbi, normative guru, political agitator or zealot fighter. Even those doubting that the Eucharistic institution goes back to Jesus himself and is the result of an invention of the nascent Church. Something unprecedented must have occurred so that those disciples, fearful after the crucifixion, would end up giving their lives for Christ. Nobody dies for a lie.

In short, the book has left me with a very good flavour of mouth. Ratzinger has measured the book times very well leaving the best for the last part. Your knowledge of the Bible will improve, giving you good arguments to strengthen your faith. The cross and the resurrection are the apotheosic farewell of a mission that reaches the present. Suffering and death do not have the last word. A highly recommended reading.

More opinion on this post in my blog.


ESPAÑOL: La gente entra y sale de nuestras vidas como los pasajeros de un tren. Sabes que algo no va bien cuando tu vagón se va quedando vacío. La equidad, el civismo ¿son suficientes? Llega un momento en el que hay que meter a Cristo en la ecuación de tu vida. Hay que tener fe Él. La fe nace del conocimiento: no se puede amar lo que no se conoce. Con este propósito llegué a este libro.

Jesús de Nazaret: desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección es el tercer volumen de la trilogía de Ratzinger sobre la vida de Cristo. Recoge la parte final de su vida, la correspondiente a su última semana: desde el Domingo de Ramos, pasando por la Última Cena, su juicio, muerte, resurrección y finalmente su Ascensión cerca de Betania.

448 páginas en la edición española de tapa dura. Ratzinger utiliza una exégesis moderna para el análisis de la resurrección – el evento más trascendente de la historia del hombre. En mi opinión, el resultado es una lectura algo más fluida que en el tomo de la vida pública.

Es el libro de la trilogía que más me ha gustado. Quizás porque los acontecimientos más importantes de la vida de Cristo ocurren al final y el ritmo del libro va in crescendo. Es como si su vida hubiera sido escrita por un guionista de televisión. Por eso recomendaría, si se puede, leer la trilogía cronológicamente según la vida de Cristo. Es decir empezando por su infancia, después su vida pública y finalizando con su muerte y resurrección.

Ratzinger explica que la crucifixión – lejos de ser un evento absurdo e ignominioso – da sentido a todas las Escrituras. En Cristo se cumplen profecías antiquísimas. La Biblia deja de parecer un conjunto de libros independientes. Se convierte en una unidad homogénea que desemboca en la figura de Jesús. Las palabras veterotestamentarias estaban esperando a Cristo. Es más, Cristo va más allá de las Escrituras superando la mitología clásica de Platón y Filón, que ya prefiguraban desde la Antigüedad un Jesús redentor.

Ratzinger aclara que la figura de Cristo no es una mera construcción antropológica. Su figura trae una serie de novedades que son las que le han dado grandeza: la aceptación de un Dios humilde y sufriente, la misericordia, la llamada a Dios “Abbá” que – junto con la relativización de normas sociales y la aceptación del testimonio de las mujeres – era inconcebible para la mentalidad judía. La abolición de los sacrificios y del culto antiguo, etc.

Cristo no es un Dios cósmico. Es decir, no permanece sujeto a las leyes del espacio tiempo. Sólo en una Biblia unida y homogénea, las palabras se proyectan a todos los tiempos. Con un pensamiento inverso: Cristo tomó sobre sus hombros las traiciones de todos los tiempos. Por eso puedes escuchar a muchos teólogos decir que Cristo ora siempre en Getsemaní. Como ser intemporal, no deja de tomar nuestros pecados. Gracias a Ratzinger comprenderás que Cristo sigue presente aquí y ahora. Un Dios poco amigo de la adivinación – el velo del futuro sólo corresponde a Dios Padre – y que sólo habla del futuro partiendo de la tradición.

La atemporalidad de Jesús traslada la pregunta de Pilato sobre la verdad al momento actual. Ratzinger narra muy bien este bellísimo diálogo. Junto con el “perdónalos porque no saben lo que hacen” de la crucifixión, ponen de manifiesto la coexistencia entre saber e ignorancia. La ciencia actual se cree autosuficiente. Incluso científicos cristianos como Francis S. Collins, del Human Genome Project, están tentados a decir que la ciencia ha descifrado el lenguaje de Dios. ¿Es esta la toda la verdad? ¿Las verdades fundamentales del hombre las determina una ecuación?

Ratzinger despeja las dudas respecto a la verdadera imagen de Cristo. Ésas que le definen como: rabino afable, gurú normativo, agitador político o combatiente zelote. Incluso aquéllas poniendo en duda que la institución eucarística se remonte al propio Jesús y sea fruto de una invención de la Iglesia naciente. Algo inédito debió ocurrir para que aquellos discípulos, temerosos tras la crucifixión, terminaran dando la vida por Cristo. No se muere por una mentira.

En definitiva, el libro me ha dejado muy buen sabor de boca. Ratzinger ha medido muy bien los tiempos del libro dejando lo mejor para el final. Tus conocimientos de la Biblia mejorarán, dándote buenos argumentos para fortalecer tu fe. La cruz y la resurrección son la despedida apoteósica de una misión que llega hasta el presente. El sufrimiento y la muerte no tienen la última palabra. Una lectura muy recomendable.

Más opinión en esta entrada de mi blog.
8 likes · flag

Sign into Goodreads to see if any of your friends have read Jesús de Nazaret.
Sign In »

Quotes Jesús Liked

Benedict XVI
“Al centrar las imágenes cósmicas del Hijo del Hombre (Daniel y Cristo) en una persona, en una persona actualmente presente y conocida, el contexto cósmico se convierte en algo secundario, y también la cuestión cronológica pierde importancia: en el desarrollo de las cosas físicamente mensurables, la persona «es», tiene su «tiempo» propio, «permanece». Esta relativización de lo cósmico, o mejor, su concentración en lo personal, se muestra con especial claridad en la palabra final de la parte apocalíptica: «El cielo y la tierra pasarán, mis palabras no pasarán» (Mc 13,31). La palabra, casi nada en comparación con el enorme poder del inmenso cosmos material, un soplo del momento en la magnitud silenciosa del universo, es más real y más duradera que todo el mundo material. Es la realidad verdadera y fiable, el terreno sólido sobre el que podemos apoyarnos y que resiste incluso al oscurecerse del sol y al derrumbe del firmamento. Los elementos cósmicos pasan; la palabra de Jesús es el verdadero «firmamento» bajo el cual el hombre puede estar y permanecer.”
Benedict XVI, Jesus of Nazareth, Part Two: Holy Week: From the Entrance into Jerusalem to the Resurrection

Benedict XVI
“La fe purifica el corazón. Y la fe se debe a que Dios sale al encuentro del hombre. No es simplemente una decisión autónoma de los hombres. Nace porque las personas son tocadas interiormente por el Espíritu de Dios, que abre su corazón y lo purifica.”
Benedict XVI, Jesus of Nazareth, Part Two: Holy Week: From the Entrance into Jerusalem to the Resurrection

Benedict XVI
“«Tiene que cumplirse la Escritura: "El que compartía mi pan me ha traicionado"» (Sal 41,10; cf. Sal 55,14). Éste es el modo de hablar característico de Jesús: con palabras de la Escritura, Él alude a su destino, insertándolo al mismo tiempo en la lógica de Dios, en la lógica de la historia de la salvación. Cristo se revela como el verdadero sujeto de los Salmos, como el «David». Añade una nueva dimensión a la palabra del Salmo retomada por Jesús como profecía sobre su propio camino. Así, la palabra del Salmo proyecta anticipadamente su sombra sobre la Iglesia que celebra la Eucaristía, tanto en el tiempo del evangelista como en todos los tiempos. El sufrimiento de Jesús, su agonía, perdura hasta el fin del mundo, ha escrito Pascal basándose en estas consideraciones (cf. Pensées, VII, 553). Podemos expresarlo también desde el punto de vista opuesto: en aquella hora, Jesús ha tomado sobre sus hombros la traición de todos los tiempos, el sufrimiento de todas las épocas por el ser traicionado, soportando así hasta el fondo las miserias de la historia.”
Benedict XVI, Jesus of Nazareth, Part Two: Holy Week: From the Entrance into Jerusalem to the Resurrection

Benedict XVI
“La filosofía describe precisamente lo que la fe llama «pecado original» (Pascal, Heidegger, Marx) Esta especie de «mundo» tiene que desaparecer; debe ser transformado en el mundo de Dios. Ésta es propiamente la misión de Jesús, en la que se implica a los discípulos: llevar al «mundo» fuera de la alienación del hombre respecto de Dios y de sí mismo, para que el mundo vuelva a ser de Dios y el hombre, al hacerse una sola cosa con Dios, torne a ser totalmente él mismo. Esta transformación, sin embargo, tiene el precio de la cruz y, para los testigos de Cristo, el de la disponibilidad al martirio.”
Benedict XVI, Jesus of Nazareth, Part Two: Holy Week: From the Entrance into Jerusalem to the Resurrection

Benedict XVI
“Al ser contrario a la cruz, no puede entender la palabra resurrección y quisiera —como ya en Cesarea de Felipe— el éxito sin la cruz. Él confía en sus propias fuerzas. ¿Quién puede negar que su actitud refleja la tentación constante de los cristianos, e incluso también de la Iglesia, de llegar al éxito sin la cruz? Por eso se le ha de anunciar su debilidad, su triple negación. Nadie es por sí mismo tan fuerte como para recorrer hasta el final el camino de la salvación. Todos han pecado, todos necesitan la misericordia del Señor, el amor del Crucificado (cf. Rm 3,23s)”
Benedict XVI, Jesus of Nazareth, Part Two: Holy Week: From the Entrance into Jerusalem to the Resurrection

Benedict XVI
“Cristo es también y sobre todo el Revelador, cuya decisión es la única que hace posible la opción humana por Dios en una hora como la muerte» (p. 328). La angustia de Jesús en Getsemaní es algo mucho más radical que la angustia que asalta a cada hombre ante la muerte: es el choque frontal entre la luz y las tinieblas, entre la vida y la muerte, el verdadero drama de la decisión que caracteriza a la historia humana. En este sentido podemos aplicarnos a nosotros mismos, como hace Pascal, de manera totalmente personal, el acontecimiento del Monte de los Olivos: también mi pecado estaba en aquel cáliz pavoroso. Pascal oye al Señor en agonía en el Monte de los Olivos que le dice: «Aquellas gotas de sangre, las he derramado por ti» (cf. Pensées, VII, 553)”
Benedict XVI, Jesus of Nazareth, Part Two: Holy Week: From the Entrance into Jerusalem to the Resurrection

Benedict XVI
“El drama del Monte de los Olivos consiste en que Jesús restaura la voluntad natural del hombre de la oposición a la sinergia, y restablece así al hombre en su grandeza. En la voluntad natural humana de Jesús está, por decirlo así, toda la resistencia de la naturaleza humana contra Dios. La obstinación de todos nosotros, toda la oposición contra Dios está presente, y Jesús, luchando, arrastra a la naturaleza recalcitrante hacia su verdadera esencia.”
Benedict XVI, Jesus of Nazareth, Part Two: Holy Week: From the Entrance into Jerusalem to the Resurrection

Benedict XVI
“La Carta a los Hebreos dice que la obediencia de Cristo, el extremo «sí» al Padre, al que llega combatiendo interiormente en el Monte de los Olivos, por decirlo así, lo ha «consagrado sacerdote»; precisamente en esto, en su auto-donación, en el llevar a la humanidad hacia lo alto, a Dios, Cristo se ha convertido en sacerdote en el verdadero sentido, «según el rito de Melquisedec».”
Benedict XVI, Jesus of Nazareth, Part Two: Holy Week: From the Entrance into Jerusalem to the Resurrection

Benedict XVI
“El mundo es «verdadero» en la medida en que refleja a Dios, el sentido de la creación, la Razón eterna de la cual ha surgido. Y se hace tanto más verdadero cuanto más se acerca a Dios. El hombre se hace verdadero, se convierte en sí mismo, si llega a ser conforme a Dios. Entonces alcanza su verdadera naturaleza. Dios es la realidad que da el ser y el sentido.”
Benedict XVI, Jesus of Nazareth, Part Two: Holy Week: From the Entrance into Jerusalem to the Resurrection

Benedict XVI
“En la gran matemática de la creación, que hoy podemos leer en el código genético humano, percibimos el lenguaje de Dios. Pero no el lenguaje entero, por desgracia. La verdad funcional sobre el hombre se ha hecho visible. Pero la verdad acerca de sí mismo —sobre quién es, de dónde viene, cuál el objeto de su existencia, qué es el bien o el mal— no se la puede leer desgraciadamente de esta manera. El aumento del conocimiento de la verdad funcional parece más bien ir acompañado por una progresiva ceguera para la «verdad» misma, para la cuestión sobre lo que realmente somos y lo que de verdad debemos ser.”
Benedict XVI, Jesus of Nazareth, Part Two: Holy Week: From the Entrance into Jerusalem to the Resurrection

Benedict XVI
“La respuesta de Jesús al Buen Ladrón va más allá de la petición. En lugar de un futuro indeterminado habla de un «hoy»: «Hoy estarás conmigo en el paraíso» (Lc 23,43) También estas palabras están llenas de misterio, pero nos enseñan ciertamente una cosa: Jesús sabía que entraba directamente en comunión con el Padre, que podía prometer el paraíso ya para «hoy». Sabía que reconduciría al hombre al paraíso del cual había sido privado: a esa comunión con Dios en la cual reside la verdadera salvación del hombre.
Así, en la historia de la espiritualidad cristiana, el buen ladrón se ha convertido en la imagen de la esperanza, en la certeza consoladora de que la misericordia de Dios puede llegarnos también en el último instante; la certeza de que, incluso después de una vida equivocada, la plegaria que implora su bondad no es vana. «Tú que escuchaste al ladrón, también a mí me diste esperanza», reza, por ejemplo, el Dies irae.”
Benedict XVI, Jesus of Nazareth, Part Two: Holy Week: From the Entrance into Jerusalem to the Resurrection

Benedict XVI
“Los Evangelios sinópticos describen explícitamente la muerte en la cruz como acontecimiento cósmico y litúrgico: el sol se oscurece, el velo del templo se rasga en dos, la tierra tiembla, muchos muertos resucitan. Pero hay un proceso de fe más importante aún que los signos cósmicos: el centurión —comandante del pelotón de ejecución—, conmovido por todo lo que ve, reconoce a Jesús como Hijo de Dios: «Realmente éste era el Hijo de Dios» (Mc 15,39). Bajo la cruz da comienzo la Iglesia de los paganos. Desde la cruz, el Señor reúne a los hombres para la nueva comunidad de la Iglesia universal. Mediante el Hijo que sufre reconocen al Dios verdadero.”
Benedict XVI, Jesus of Nazareth, Part Two: Holy Week: From the Entrance into Jerusalem to the Resurrection

Benedict XVI
“Los Padres de la Iglesia, ante el costado abierto del Señor exánime en la cruz, en el sueño de la muerte, se han referido también a la creación de Eva del costado de Adán dormido, viendo así en el caudal de los sacramentos también el origen de la Iglesia: han visto la creación de la nueva mujer del costado del nuevo Adán.”
Benedict XVI, Jesus of Nazareth, Part Two: Holy Week: From the Entrance into Jerusalem to the Resurrection

Benedict XVI
“En las tribulaciones de la vida se nos purifica lentamente al fuego, podemos transformarnos en pan, por decirlo así, en la medida en que en nuestra vida y en nuestro sufrimiento se comunica el misterio de Cristo, y su amor hace de nosotros una ofrenda para Dios y para los hombres.”
Benedict XVI, Jesus of Nazareth, Part Two: Holy Week: From the Entrance into Jerusalem to the Resurrection

Benedict XVI
“Nuestra moralidad personal no basta para venerar a Dios de manera correcta. San Pablo lo ha aclarado enérgicamente en la controversia sobre la justificación. Cristo que se ha hecho carne lleva en sí a todos nosotros y ofrece de este modo lo que no podríamos dar solamente por nosotros mismos.”
Benedict XVI, Jesus of Nazareth, Part Two: Holy Week: From the Entrance into Jerusalem to the Resurrection

Benedict XVI
“Las especulaciones teológicas, según las cuales la corrupción y la resurrección de Jesús serían compatibles una con otra, pertenecen al pensamiento moderno y están en clara contradicción con la visión bíblica. Según eso se confirma también que un anuncio de la resurrección habría sido imposible si el cuerpo de Jesús hubiera permanecido en el sepulcro.”
Benedict XVI, Jesus of Nazareth, Part Two: Holy Week: From the Entrance into Jerusalem to the Resurrection

Benedict XVI
“La dialéctica que forma parte de la esencia de Cristo Resucitado es presentada en los relatos realmente con poca habilidad, y precisamente por eso dejan ver que son verídicos. Si se hubiera tenido que inventar la resurrección, se hubiera concentrado toda la insistencia en la plena corporeidad, en la posibilidad de reconocerlo inmediatamente y, además, se habría ideado tal vez un poder particular como signo distintivo del Resucitado. Pero en el aspecto contradictorio de lo experimentado, que caracteriza todos los textos, en el misterioso conjunto de alteridad e identidad, se refleja un nuevo modo del encuentro, que apologéticamente parece bastante desconcertante, pero que justo por eso se revela también mayormente como descripción auténtica de la experiencia que se ha tenido.”
Benedict XVI, Jesus of Nazareth, Part Two: Holy Week: From the Entrance into Jerusalem to the Resurrection

Benedict XVI
“La predicación apostólica, con su entusiasmo y su audacia, es impensable sin un contacto real de los testigos con el fenómeno totalmente nuevo e inesperado que los llegaba desde fuera y que consistía en la manifestación de Cristo resucitado y en el hecho de que hablara con ellos. Sólo un acontecimiento real de una entidad radicalmente nueva era capaz de hacer posible el anuncio apostólico, que no se puede explicar por especulaciones o experiencias interiores, místicas. En su osadía y novedad, dicho anuncio adquiere vida por la fuerza impetuosa de un acontecimiento que nadie había ideado y que superaba cualquier imaginación.”
Benedict XVI, Jesus of Nazareth, Part Two: Holy Week: From the Entrance into Jerusalem to the Resurrection

Benedict XVI
“El Nuevo Testamento —desde los Hechos de los Apóstoles hasta la Carta a los Hebreos—, haciendo referencia al Salmo 110,1 describe el «lugar» al que Jesús se ha ido con una nube como un «sentarse» (o estar) a la derecha de Dios. ¿Qué significa esto? Este modo de hablar no se refiere a un espacio cósmico lejano, en el que Dios, por decirlo así, habría erigido su trono y en él habría dado un puesto también a Jesús. Dios no está en un espacio junto a otros espacios. Dios es Dios. Él es el presupuesto y el fundamento de toda dimensión espacial existente, pero no forma parte de ella. La relación de Dios con todo lo que tiene espacio es la del Dios y Creador. Su presencia no es espacial sino, precisamente, divina. Estar «sentado a la derecha de Dios» significa participar en la soberanía propia de Dios sobre todo espacio.”
Benedict XVI, Jesus of Nazareth, Part Two: Holy Week: From the Entrance into Jerusalem to the Resurrection

Benedict XVI
“El Jesús que se despide no va a alguna parte en un astro lejano. Él entra en la comunión de vida y poder con el Dios viviente, en la situación de superioridad de Dios sobre todo espacio. Por eso «no se ha marchado», sino que, en virtud del mismo poder de Dios, ahora está siempre presente junto a nosotros y por nosotros. En los discursos de despedida en el Evangelio de Juan, Jesús dice precisamente esto a sus discípulos: «Me voy y vuelvo a vuestro lado» (14,28). Aquí está sintetizada maravillosamente la peculiaridad del «irse» de Jesús, que es al mismo tiempo su «venir», y con eso queda explicado también el misterio acerca de la cruz, la resurrección y la ascensión. Su irse es precisamente así un venir, un nuevo modo de cercanía, de presencia permanente, que Juan pone también en relación con la «alegría», de la que antes hemos oído hablar en el Evangelio de Lucas. Puesto que Jesús está junto al Padre, no está lejos, sino cerca de nosotros. Ahora ya no se encuentra en un solo lugar del mundo, como antes de la «ascensión»; con su poder que supera todo espacio, Él no está ahora en un solo sitio, sino que está presente al lado de todos, y todos lo pueden invocar en todo lugar y a lo largo de la historia.”
Benedict XVI, Jesus of Nazareth, Part Two: Holy Week: From the Entrance into Jerusalem to the Resurrection

Benedict XVI
“Ésta es una imagen para el tiempo de la Iglesia, que también se nos propone precisamente a nosotros. El Señor está «en el monte» del Padre. Por eso nos ve. Por eso puede subir en cualquier momento a la barca de nuestra vida. Y por eso podemos invocarlo siempre, estando seguros de que Él siempre nos ve y siempre nos oye.”
Benedict XVI, Jesus of Nazareth, Part Two: Holy Week: From the Entrance into Jerusalem to the Resurrection

Benedict XVI
“María Magdalena quiere tocar a Cristo, retenerlo, pero el Señor le dice: «Suéltame, que todavía no he subido al Padre» (Jn 20,17). Esto nos sorprende. Es como decir: Precisamente ahora que lo tiene delante, ella puede tocarlo, tenerlo consigo. Cuando habrá subido al Padre, eso ya no será posible. Pero el Señor dice lo contrario: Ahora no lo puede tocar, retenerlo. La relación anterior con el Jesús terrenal ya no es posible. Se trata aquí de la misma experiencia a la que se refiere Pablo en 2 Corintios 5,16s: «Si conocimos a Cristo según los criterios humanos, ya no lo conocemos así. Si uno está en Cristo, es una criatura nueva». El viejo modo humano de estar juntos y de encontrarse queda superado. Ahora ya sólo se puede tocar a Jesús «junto al Padre». Únicamente se le puede tocar subiendo. Él nos resulta accesible y cercano de manera nueva: a partir del Padre, en comunión con el Padre.”
Benedict XVI, Jesus of Nazareth, Part Two: Holy Week: From the Entrance into Jerusalem to the Resurrection


Reading Progress

March 23, 2018 – Shelved as: christ
March 23, 2018 – Shelved
March 23, 2018 – Shelved as: to-read
March 30, 2018 – Shelved as: next
December 4, 2018 – Shelved as: on-hold
January 18, 2019 – Shelved as: next
April 2, 2019 – Shelved as: classics
August 26, 2019 – Shelved as: to-read
October 18, 2019 – Shelved as: _pilar
October 18, 2019 – Shelved as: catholic
October 18, 2019 – Shelved as: lenten
October 18, 2019 – Shelved as: new-testament
December 6, 2019 – Shelved as: resurrection
December 30, 2019 – Started Reading
December 30, 2019 – Shelved as: favorites
December 30, 2019 –
2.0% "La exégesis crítica se agota al tratar de dar interpretaciones distintas haciéndose teológicamente insignificante.
El Jesús histórico de la exégesis crítica es insignificante como para establecer una relación personal con Él. Ratzinger usa hermenéutica de la fe, que incluye razón histórica. Incluye escucha discípulos todos tiempos para llegar a la figura real.
Es un libro para el que quiere conocer a Jesús y creerle."
December 31, 2019 –
5.0% "1.1 Entrada en Jerusalén
Es un camino de subida física y espiritual. Desde el mar de Galilea. Una muchedumbre sigue a Jesús desde Jericó. Por el camino sana al ciego Bartimeo. Le llama Hijo de David. La muchedumbre lo aclama con esperanza mesiánica. Son los que le adoran el Domingo de Ramos, no los de Jerusalén.
Se cumplen profecías: borrico (Zc 9,9). Signos de Realeza. Niños le adoran. Iglesia lo toma como liturgia."
December 31, 2019 –
9.0% "1.2 Purificación del Templo
Cristo vuelca mesas pero no es un zelote, su vida pública y mensaje lo contradice.
Autoridad judía pide justificación a su acción: en 3 días levantará templo, a través de la cruz y resurrección. El Nuevo Templo es su Cuerpo. Transforma violencia en amor.
Termina curando enfermos. La verdadera purificación es la bondad sanadora de Cristo. Niños le alaban porque son puros de corazón."
January 1, 2020 –
14.0% "Fuga cristianos es no a interpretación zelote.
Iglesia naciente usa templo como lugar reunión, oración. Casas lugar cultual, partir del pan de la Última Cena. El Templo con su culto, demolido en la crucifixión.
En su lugar está el Arca de la Alianza viva de Cristo resucitado. El cuerpo de Cristo es el nuevo templo, lugar contacto entre Dios y hombre. La teología veterotestamentaria de redención cumplida en la cruz."
January 1, 2020 –
17.0% "2.3 Profecía apocalíptica
Aparente fallo predicción al vincular caída templo con destrucción Jerusalén. Habla de historia salvífica Templo.
Vigilancia: actuar como si Dios delante.
Cristo habla del futuro con palabras del pasado. Palabras de Jesús no son adivinación. Nos alejan de ella. Se centran en la potencialidad del Antiguo Testamento, la palabra dada, para que nos centremos en la relación personal con Cristo."
January 1, 2020 –
18.0% "3 La hora de Jesús
Con la Última Cena. Es un paso hasta el extremo Jn 13,1. Pasa de la individualidad de la muerte, del estar cerrado en uno mismo, a ir con Dios a través del amor. Cristo salió del Padre y vuelve a Él. No abandona solo este mundo. Nos atrae a todos hacia sí. Es un descenso positivo, no decadente como el retorno filosófico de Plotino. Gesto opuesto al de Adán. Abajamiento a través del servicio."
January 2, 2020 –
20.0% "3.2 Vosotros estáis limpios
Críticos ven un mero reemplazo moral de ritos de purificación en el lavatorio pies. La pureza y la impureza tienen lugar en el corazón del hombreLa fe purifica el corazón. Y la fe se debe a que Dios sale al encuentro del hombre. Su palabra es lo que penetra en ellos, transforma su pensamiento y su voluntad. Pureza es encuentro con Cristo. Abre actitud de espera hacia el futuro."
January 2, 2020 –
26.0%
January 3, 2020 –
32.0% "Los filósofos también han descrito el pecado del hombre (Marx, Heiddeger, Pascal) Muchos otros pensamientos."
January 3, 2020 –
36.0% "5.1 Fecha Última Cena. Probablemente la narrada en Juan. Última Cena fue la Pascua particular de Cristo. Su muerte coincide con el sacrificio de los corderos. Importante símbolo para la Iglesia naciente: cordero pascual."
January 4, 2020 –
43.0%
January 6, 2020 –
51.0%
January 7, 2020 –
62.0%
January 9, 2020 –
73.0% "La crucifixion culmina toda la historia bíblica. El Antiguo Testamento mira hacia Cristo."
January 10, 2020 –
81.0% "Resurrección. Relatos. Tipos de narraciones. Veracidad. Teofanías."
January 10, 2020 –
89.0% "Terminado el último capítulo: "Perspectiva: subió al cielo y está sentado a la derecha del Padre y de nuevo vendrá con gloria". Bellísima lección teológica y de fe."
January 10, 2020 –
100.0% "Muy completo. Teología histórica y presente. Intenso. Ameno. Buenas bases para la fe."
January 10, 2020 – Finished Reading
January 12, 2020 – Shelved as: biography
January 12, 2020 – Shelved as: death
January 12, 2020 – Shelved as: church-history
January 12, 2020 – Shelved as: nonfiction
January 12, 2020 – Shelved as: reading-dense
January 12, 2020 – Shelved as: religion
January 12, 2020 – Shelved as: spirituality
January 12, 2020 – Shelved as: suffering
December 29, 2020 – Shelved as: serial
March 4, 2021 – Shelved as: libricos

No comments have been added yet.