Jesús Erro's Reviews > Mero cristianismo

Mero cristianismo by C.S. Lewis
Rate this book
Clear rating

by
40291334
's review

it was amazing
bookshelves: catholic, _víctor, classics, hope, virtues, faith, love, apologetics, philosophy, nonfiction, theology, religion, favorites, morality, ladder, holy-trinity, holy-spirit, libricos
Recommended to Jesús by: Irene Maciá
Recommended for: Anyone looking to give their spirituality a chance and interested in own personal growth

Holy Trinity and hypercube

ENGLISH: The relationship science-fe is deeper than we think. It's the plot of this C.S. Lewis's classic. Putting it in a diaphanous way: our devoted grandmother's faith - that of the stamps of the Holy Trinity - keeps an intimate connection with the physics of the universe. This apologetic essay defends that Christian though isn't a construct, it is based on the experience of hundreds of people who had contact with God throughout history. It's supported by a combination authority-humility never seen before in a man - Jesus Christ - whose word was simply the most impressive thing ever pronounced by any human being. It is a proof that something bigger - above mind and matter - rules the universe. Christianity forms a series of doctrines that fit precisely with science. It injects into man an anti-evolutionary ferment that transcends biology and separates it from the Darwinian selection. It gives a coherent answer to the why of the universe - that nothing has to envy those of other philosophical systems.

Sometimes books surprise by the way they impact our lives. In my case, the crack of faith begun in the 80's with the series Cosmos by Carl Sagan . In the anthology chapter 10 - The Edge of the Eternity - Sagan collected the thought of the theologian and mathematician Edwin Abbott , delving into the two-dimensional world of Flatland . The mathematical possibility of new dimensions in the universe opened the door to the existence of God. But soon Sagan - clinging to the material - blurred this possibility. To me, the surprise of Mere Christianity has been finding the same argument but in sense contrary to that of Sagan, that is: directed and focused on the existence of God - which was the original intention of Edwin Abbott.

C.S. Lewis is able to rectify these crevices of faith because sometimes we need to explain the doctrines clearly, with contemporary language. You can strengthen your faith in the traditional way: Sacred Scriptures, prayer, sacraments, works, readings, etc. This book - written by what I would call "Apostle of the twentieth century" - will reconcile you with those dogmas of Christianity that you thought were outdated. It will open your eyes to the deep wisdom of that faith professed by devout grandmothers. To do this, Lewis will relate Christian thought to the main branches of science: psychology, psychoanalysis, geometry, physics, astronomy and biology - Darwinian evolution. If Christ used parables to convey his teachings, Lewis will do so by posing modern analogies that uncover a high, honest and witty thought. Below is a summary of the four books that make up Mere Christianity:

Book I: Truth and falsehood as keys to understanding the universe:
The answer to the mystery of existence isn't in distant galaxies. As St. Augustine said, it is within us. That annoying voice of consciousness tells us there's a Universal Law - beyond matter and human behavior - that directs us to do the good. All men end up disobeying it, we cannot get rid of it. Babies naturally distinguish good from bad. Christianity explains the purpose of that Personal Mind that hides behind the veil of reality.

Book II: What Christians believe:
C.S. Lewis explains why we have to believe that Jesus Christ was - and is - God. Lewis argues against the modern objections that oppose Christ: why this world is not a Disney World with human beings as happy robots, why only those who know Christ can be saved, why Christ does not land on land once and for all and why did He have to proclaim his message through a small group of followers. We believe Christ for the authority He acted in his life, offering a New Life beyond the equity. His message is unique and hopeful in history because He talks about new things that distinguish Him from a mere moral master: loving the enemy, redemption of sins, repentance and sacrifice.

Book III: Christian behavior:
C.S. Lewis explains the human moral order . For Christianity, immortality makes the person more important than the state. We focus on social relationships because they're the most visible but you have to start with yourself. Lewis takes us to the psychoanalysis to clean up our raw material (emotions, fears, desires, complexes, so on) What matters to God isn't that, it's our moral choices . They are the ones that really transform our cores. Only then we'll stand firm against the volatile nature of our passions and the changing moods (explained at beautiful chapter 11 on Faith)

Book IV: Beyond personality: or first steps in the doctrine of the Trinity
In my opinion the most beautiful book of the four that make up Mere Christianity. Beautiful chapter 4, related to chapter 10 of the series Cosmos - At the Edge of Eternity. Our relationship with God is personal: similar to that of a writer with the characters in his novel. God has all eternity to deal with us. There's no time for Him. All the time in the universe is present for God. Author and characters live in different timescales . In chapter 8, Lewis makes a thorough analysis of the equity , our kindness is not enough: our soul is like a loft where we are not aware of the existence of rodents. In chapter 11, Christianity is reflected as the next stage of Darwin's Theory of Evolution . The anti-evolutionary ferment mentioned by Fabio Rosini in The Art of Recommending .

More information at this article in my blog.




Holy Trinity and hypercube

ESPAÑOL: La relación ciencia-fe es más profunda de lo que pensamos. Es el núcleo argumental de este clásico de C.S. Lewis . Por decirlo de una manera diáfana: la fe de nuestras devotas abuelas - aquélla de las estampitas de la Santísima Trinidad - guarda una íntima conexión con la física del universo. Este ensayo apologético defiende que el pensamiento cristiano no es un constructo, está basado en la experiencia de cientos de personas que tuvieron contacto con Dios a lo largo de la historia. Está respaldado por una combinación autoridad-humildad nunca vistas antes en un hombre - Jesucristo - cuya palabra era, sencillamente, lo más impresionante que jamás haya sido pronunciado por ningún ser humano. Es la prueba de que algo más grande - por encima de la mente y la materia - gobierna el universo. El cristianismo conforma una serie de doctrinas que encajan de manera precisa con la ciencia. Inyecta en el hombre un fermento anti-evolutivo que trasciende la biología y lo separa de la selección Darwiniana. Da una respuesta coherente al por qué del universo - que nada tiene que envidiar a las de otros sistemas filosóficos.

A veces los libros sorprenden por la forma como impactan en nuestras vidas. En mi caso, la grieta de fe se abrió en los años 80 con la serie Cosmos de Carl Sagan . En el antológico capítulo 10 - Al Filo de la Eternidad - Sagan recogía el pensamiento del teólogo y matemático Edwin Abbott , profundizando en el mundo bidimensional de Planilandia . La posibilidad matemática de nuevas dimensiones en el universo dejaba abierta la puerta a la existencia de Dios. Pero pronto Sagan - aferrándose a lo material - desdibujaba esta posibilidad. La sorpresa de Mero Cristianismo ha sido encontrar el mismo argumento pero en sentido contrario al de Sagan, es decir: dirigido y enfocado hacia la existencia de Dios - que era la intención original de Edwin Abbott.

C.S. Lewis consigue rectificar estas grietas de fe porque a veces nos hace falta que se expliquen las doctrinas de forma clara, con un lenguaje contemporáneo. Puedes reforzar tu fe de la forma tradicional: Sagradas Escrituras, oración, sacramentos, obras, lecturas, etc. Este libro - escrito por lo que yo llamaría "Apóstol del siglo XX" - te reconciliará con esos dogmas del cristianismo que creías trasnochados. Te abrirá los ojos a la profunda sabiduría de aquella fe que profesaban las devotas abuelas. Para ello, Lewis relacionará el pensamiento cristiano con las principales ramas de la ciencia: psicología, psicoanálisis, geometría, física, astronomía y biología - Evolución Darwiniana. Si Cristo utilizaba parábolas para trasmitir sus enseñanzas, Lewis lo hará planteando analogías actuales que destapan un pensamiento elevado, honesto e ingenioso. A continuación un resumen de los cuatro libros que componen Mero Cristianismo:

Libro I: Verdad y falsedad como claves para comprender el universo:
La respuesta al misterio de la existencia no está en lejanas galaxias. Cómo decía San Agustín , está dentro de nosotros. Esa molesta voz de la conciencia nos dice que hay una Ley Universal - más allá de la materia y del comportamiento humano - que nos dirige a hacer el bien. Todos los hombres terminan desobediéndola, no podemos librarnos de ella. Bebés de meses distinguen de forma natural el bien del mal. El Cristianismo explica el propósito de esa Mente Personal que se esconde tras el velo de la realidad.

Libro II: Lo que creen los Cristianos
C.S. Lewis explica por qué tenemos que creer que Jesucristo era – y es – Dios. Se argumenta contra las objeciones modernas que se oponen a Cristo: por qué este mundo no es un Mundo Disney de felices autómatas, por qué sólo los que conocen a Cristo se pueden salvar, por qué Cristo no desembarca en tierra de una vez por todas y ha tenido que proclamar su mensaje a través de un reducido grupo de seguidores. Creemos a Cristo por la autoridad con la que actuó, ofreciendo una Nueva Vida más allá de la equidad. Su mensaje es único y esperanzador en la historia porque habla de cosas nuevas que lo distinguen de un mero maestro moral: amar al enemigo, redención de pecados, arrepentimiento y sacrificio.

Libro III: El comportamiento cristiano
C.S. Lewis explica el orden moral humano. Para el cristianismo la inmortalidad hace a la persona más importante que el estado. Nos centramos en las relaciones sociales porque son lo más visible pero hay que empezar por uno mismo. Lewis nos lleva al psicoanálisis para sanear nuestro material bruto (emociones, miedos, deseos, complejos, etc.) Lo que importa a Dios no es eso, son nuestras elecciones morales . Son las que realmente transforman nuestros núcleos. Sólo así seremos firmes ante la naturaleza voluble de nuestras pasiones y los estados de ánimo cambiantes (bellísimo capítulo 11 sobre la fe)

Libro IV: Más allá de la personalidad: o primeros pasos en la doctrina de la Trinidad
En mi opinión el libro más bello de los cuatro que componen Mero Cristianismo. Bellísimo capítulo 4, relacionado con capítulo 10 de la serie CosmosAl Filo de la Eternidad. Nuestra relación con Dios es personal: similar a la de un escritor con los personajes de su novela. Dios tiene toda la eternidad para tratar con nosotros. No existe el tiempo para Él. Todo el tiempo del universo es presente para Dios. Autor y personajes viven en escalas de tiempo distintas. En el capítulo 8, Lewis hace un profundo análisis de la equidad , nuestra bondad no es suficiente: nuestra alma es como un desván donde no somos conscientes de la existencia de roedores. En el capítulo 11, se reflexiona sobre el cristianismo como la siguiente etapa de la Teoría de la Evolución de Darwin. El fermento anti-evolutivo mencionado por Fabio Rosini en El Arte de Recomenzar .

Más información en este artículo de mi blog.
8 likes · flag

Sign into Goodreads to see if any of your friends have read Mero cristianismo.
Sign In »

Quotes Jesús Liked

C.S. Lewis
“If the whole universe has no meaning, we should never have found out that it has no meaning: just as, if there were no light in the universe and therefore no creatures with eyes, we should never know it was dark. Dark would be without meaning.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Hay más de una clase de realidad; que, en este caso en particular, hay algo que está más allá y por encima de los hechos ordinarios del comportamiento humano, y que sin embargo es definitivamente real: una ley real, que ninguno de nosotros ha formulado, pero que encontramos que nos presiona.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Si hay un poder controlador fuera del universo, no podría mostrársenos como uno de los hechos dentro del universo… del mismo modo que el arquitecto de una casa no podría ser una pared o una escalera o una chimenea de esa casa. El único modo en que podríamos esperar que se nos mostrase sería dentro de nosotros mismos como una influencia o una orden intentando que nos comportásemos de una cierta manera. Y eso es justamente lo que encontramos dentro de nosotros.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“En el acto mismo de intentar demostrar que Dios no existía —en otras palabras, que toda la realidad carecía de sentido— descubrí que me veía forzado a asumir que una parte de la realidad — específicamente mi idea de la justicia— estaba llena de sentido. En consecuencia, el ateísmo resulta ser demasiado simple. Si todo el universo carece de significado, jamás nos habríamos dado cuenta de que carece de significado, del mismo modo que, si no hubiera luz en el universo, y por lo tanto ninguna criatura tuviese ojos, jamás habríamos sabido que el universo estaba a oscuras. La palabra oscuridad no tendría significado.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Para ser malo, debe existir y poseer inteligencia y voluntad. Pero la existencia, la inteligencia y la voluntad son en sí mismas buenas. Por lo tanto debe estar obteniéndolas de un Poder Bueno: incluso para ser malo debe pedir prestado o robar a su oponente. ¿Empezáis a comprender por qué el cristianismo ha dicho siempre que el demonio es un ángel caído? Eso no es un mero cuento infantil. Es un reconocimiento real de que el mal es un parásito, no la cosa original. Los poderes que le permiten al mal seguir adelante son poderes que le ha otorgado la bondad. Todas las cosas que le permiten a un mal hombre ser eficazmente malo son buenas en sí mismas: la resolución, la inteligencia, la belleza, la existencia misma. Por eso, el dualismo, en un sentido estricto, no funcionará.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“¿Por qué, entonces, nos ha dado Dios el libre albedrío? Porque el libre albedrío, aunque haga posible el mal, es también lo único que hace que el amor, la bondad o la alegría merezcan la pena tenerse. Un mundo de autómatas —de criaturas que funcionasen como máquinas— apenas merecería ser creado. La felicidad que Dios concibe para Sus criaturas más evolucionadas es la felicidad de estar libre y voluntariamente unidas a Él.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Cuando decimos: "Con la ayuda de Dios", queremos decir que Dios nos ponga dentro un trocito de Sí, por así decirlo. Él nos presta un poquito de Su capacidad para razonar, y de ese modo pensamos; nos presta un poquito de Su amor y así es como nos amamos los unos a los otros. Nosotros amamos y razonamos porque Dios ama y razona y nos sostiene la mano mientras lo hacemos.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Ahora necesitamos la ayuda de Dios para hacer algo que Dios, en Su propia naturaleza, no haría jamás… rendirnos, sufrir, someternos, morir. De modo que el único camino para el que ahora necesitamos más que nunca la ayuda de Dios es un camino que Dios, en Su propia naturaleza, jamás ha recorrido. Dios sólo puede compartir lo que Él tiene, y esto, en Su propia naturaleza, no lo tiene. Pero supongamos que Dios se hace hombre… supongamos que nuestra naturaleza humana que puede sufrir y morir sé amalgamase con la naturaleza de Dios en una persona. Esa persona, entonces, podría ayudarnos. No podemos compartir la muerte de Dios a menos que Dios muera, y Él no puede morir a menos que se haga hombre. Es en este sentido en el que Él paga nuestras deudas, y sufre por nosotros lo que, como Dios, no es necesario que sufra.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“los cristianos piensan que cualquier bien que hagan proviene de la vida de Cristo en su interior. No creen que Dios nos amará porque seamos buenos, sino que Dios nos hará buenos porque nos ama, del mismo modo que el tejado de un invernadero no atrae el sol porque es brillante, sino que se vuelve brillante porque el sol brilla sobre él.”
C.S. Lewis, Mero Cristianismo

C.S. Lewis
“Yo podría repetir «Haz a los demás lo que quieres que te hagan a ti» hasta que me salgan canas verdes, pero no podré realmente llevarlo a cabo hasta que ame a mi prójimo como a mí mismo. Y no puedo aprender a amar a mi prójimo como a mí mismo hasta que no aprenda a amar a Dios. Y no puedo aprender a amar a Dios salvo aprendiendo a obedecerle. Y así, como ya os lo advertí, llegamos a algo más interior… de los asuntos sociales a los asuntos religiosos. Porque el rodeo más largo es el camino más corto a casa.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Lo que el psicoanálisis se encarga de hacer es eliminar los sentimientos anormales; es decir, darle al hombre un mejor material en bruto para llevar a cabo sus elecciones: la moral se ocupa de las elecciones en sí.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Por mucho que se mejore el material en bruto de un hombre, aún tenemos algo más: la auténtica y libre elección de ese hombre, basada en el material que se le facilita, de anteponer su propio beneficio o relegarlo a un último lugar. Y esta libre elección es lo único que le concierne a la moral. El material psicológico malo no es un pecado sino una enfermedad. No necesita del arrepentimiento sino de la curación. Y por cierto, esto es muy importante. Los seres humanos se juzgan unos a otros por sus actos externos. Dios los juzga por sus elecciones morales.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Por eso precisamente se les dice a los cristianos que no juzguen. Sólo vemos los resultados que las elecciones de un hombre extraen de su material en bruto. Pero Dios no juzga en absoluto a ese hombre por su material en bruto, sino por lo que ha hecho con él. La mayor parte de la estructura psicológica de un hombre se debe probablemente a su cuerpo: cuando su cuerpo muera todo eso se desprenderá de él, y el hombre central auténtico, aquello que eligió, el mejor o el peor partido que sacó de ese material, se quedará desnudo. Toda clase de cosas buenas que creíamos eran nuestras, pero que en realidad se debían a una buena digestión, se desprenderán de nosotros, y toda clase de cosas malas que se debían a los complejos o a la mala salud de los demás se desprenderán de ellos. Y entonces, por primerísima vez, veremos a todos tal como son.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“La gente a menudo piensa en la moral cristiana como una especie de trato en el que Dios dice: «Si guardáis una serie de reglas os recompensaré, y si no las guardáis haré lo contrario.» Yo no creo que ésta sea la mejor manera de considerarla. Preferiría con mucho decir que cada vez que hacéis una elección estáis transformando el núcleo central de lo que sois en algo ligeramente diferente de lo que erais antes. Y considerando vuestra vida como un todo, con todas sus innumerables elecciones, a lo largo de toda ella estáis transformando este núcleo central en una criatura celestial o en una criatura infernal.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Eso explica lo que siempre solía intrigarme acerca de los escritores cristianos: parecen ser tan estrictos en un momento dado y tan libres y desenfadados en otro. Hablan acerca de meros pecados de pensamiento como si estos fueran inmensamente importantes, y luego hablan de los más terribles asesinatos y las más pavorosas traiciones como si lo único que hubiera que hacer fuese arrepentirse y todo será perdonado. En lo que siempre están pensando es en la marca que cada uno de nuestros actos deja en ese minúsculo núcleo central que nadie ve en esta vida pero que cada uno de nosotros tendrá que soportar —o disfrutar- para siempre.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“La mentira consiste en pretender que todo acto sexual al que te sientes tentado es ipso facto saludable y normal. Pues bien; esto, desde cualquier punto de vista, y sin ninguna relación con el cristianismo, tiene que ser una insensatez. Ceder a todos nuestros deseos evidentemente conduce a la impotencia, la enfermedad, los celos, la mentira, la ocultación y todo aquello que es lo opuesto a la felicidad, la franqueza y el buen humor. Para cualquier tipo de felicidad, incluso en este mundo, se necesitará una gran dosis de control, de modo que lo que pretende cualquier clase de deseo fuerte, ser sano y razonable, no cuenta para nada.
Todo hombre cuerdo y civilizado debe tener un conjunto de principios según los cuales elija rechazar algunos de sus deseos y permitir otros. Un hombre hace esto basándose en los principios cristianos; otro, en principios de higiene; otro, en principios sociológicos.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Muy a menudo, lo que Dios nos otorga primero no es la virtud en sí sino este poder de levantarse y volver a intentarlo de nuevo. Nos cura de nuestras ilusiones con respecto a nosotros mismos y nos enseña a depender de Dios. Por un lado, aprendemos que no podemos confiar en nosotros mismos ni siquiera en nuestros mejores momentos y, por el otro, que no debemos desesperar ni en nuestros peores momentos, porque nuestros fracasos son perdonados. La única cosa fatal es sentirse satisfecho con cualquier cosa que no sea la perfección.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Los que están enamorados tienen una inclinación natural a vincularse por medio de promesas. Las canciones de amor del mundo entero están llenas de promesas de fidelidad eterna. La ley cristiana no impone sobre la pasión del amor algo que es ajeno a la naturaleza de esa pasión: exige que los enamorados se tomen en serio algo que su pasión por sí misma los impulsa a hacer. Y, por supuesto, la promesa, hecha cuando estoy enamorado y porque estoy enamorado, de ser fiel al ser amado durante toda mi vida, me compromete a ser fiel aunque deje de estar enamorado. Una promesa debe ser hecha acerca de cosas que yo puedo hacer, acerca de actos: nadie puede prometer seguir sintiendo los mismos sentimientos.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Si se sigue adelante, la desaparición de la primera emoción será compensada por un interés más sosegado y duradero. Lo que es más (y apenas encuentro palabras para deciros lo importante que considero esto); es justamente la gente que está dispuesta a someterse a la pérdida de esa primera intensa emoción y amoldarse al interés más sobrio la que tiene más probabilidad de encontrar nuevas emociones en otras direcciones diferentes. El hombre que ha aprendido a volar y se convierte en un buen piloto descubrirá de pronto la música; el hombre que se ha establecido en ese lugar encantador descubrirá la jardinería. Esto es, en mi opinión, una pequeña parte de aquello a lo que Cristo se refería cuando dijo que una cosa no vivirá verdaderamente a menos que muera primero. Es sencillamente inútil intentar conservar las emociones fuertes: eso es lo peor que se puede hacer. Dejad que esas sensaciones desaparezcan —dejad que mueran—, seguid adelante a través de ese período de muerte hacia el interés más sosegado y la felicidad que lo suceden, y descubriréis que estáis viviendo en un mundo que os proporciona nuevas emociones todo el tiempo.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“¿Cómo se podía odiar lo que hacía un hombre y no odiar al hombre? Pero años más tarde se me ocurrió que había un hombre con el que yo había puesto esto en práctica durante toda mi vida. Ese hombre era yo mismo. Por mucho que me disgustase mi cobardía o mi vanidad o mi codicia, seguía queriéndome a mí mismo. El cristianismo quiere que las odiemos del mismo modo en que odiamos esas cosas en nosotros mismos: lamentando que ese hombre haya hecho esas cosas y esperando, si es posible, que de algún modo, en algún momento, en algún lugar, el hombre puede ser curado y humanizado de nuevo.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Si a uno se le permite condenar las acciones del enemigo y castigarlo, ¿qué diferencia hay entre la moral cristiana y el punto de vista corriente? Toda la diferencia del mundo. Recordad que los cristianos pensamos que el hombre vive para siempre. Por lo tanto, lo que realmente importa son esas pequeñas marcas o señales en la parte interior o central del alma que van a convertirla, a la larga, en una criatura celestial o una criatura demoníaca. En otras palabras, algo dentro de nosotros, el resentimiento, la sensación de venganza, deben sencillamente ser aniquilado. Mientras castigamos debemos tratar de sentir por el enemigo lo que sentimos por nosotros mismos: desear que no fuese tan malo, esperar que pueda, en este mundo o en el otro, ser curado; de hecho, desearle el bien. A eso es a lo que se refiere la Biblia cuando dice que debemos amar a nuestros enemigos: deseándoles el bien, y no teniéndoles afecto o diciendo que son buenos cuando no lo son.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Si queréis averiguar lo orgullosos que sois lo más fácil es preguntaros: «¿Hasta qué punto me disgusta que otros me desprecien, o se nieguen a fijarse en mí, o se entrometan en mi vida, o me traten con paternalismo, o se den aires?»”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“El orgullo siempre significa la enemistad: es la enemistad. Y no sólo la enemistad entre hombre y hombre, sino también la enemistad entre el hombre y Dios. En Dios nos encontramos con algo que es en todos los aspectos inconmensurablemente superior a nosotros. A menos que reconozcamos esto —y, por lo tanto, que nos reconozcamos como nada en comparación— no conocemos a Dios en absoluto. Un hombre orgulloso siempre desprecia todo lo que considera por debajo de él, y, naturalmente, mientras se desprecia lo que se considera por debajo de uno, no es posible apreciar lo que está por encima.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Cada vez que pensemos que nuestra vida religiosa nos está haciendo sentir que somos buenos —y sobre todo que somos mejores que los demás— creo que podemos estar seguros de que es el diablo, y no Dios, quien está obrando en nosotros. La auténtica prueba de que estamos en presencia de Dios es que, o nos olvidamos por completo de nosotros mismos, o nos vemos como objetos pequeños y despreciables. Y es mejor olvidarnos por completo de nosotros mismos.”
C.S. Lewis, Mero Cristianismo

C.S. Lewis
“El orgullo no viene a través de nuestra naturaleza animal en absoluto. Este viene directamente del infierno. Es puramente espiritual, y en consecuencia, es mucho más mortífero y sutil. Por la misma razón, el orgullo puede ser a menudo utilizado para combatir los vicios menores. Los maestros, de hecho, a menudo acuden al orgullo de los alumnos, o, como ellos lo llaman, a la estimación que sienten por sí mismos, para impulsarles a comportarse correctamente: más de un hombre ha superado la cobardía, la lujuria o el mal carácter aprendiendo a pensar que estas cosas no son dignas de él… es decir, por orgullo. El demonio se ríe. Le importa muy poco ver cómo os hacéis castos y valientes y dueños de vuestros impulsos siempre que, en todo momento, él esté infligiendo en vosotros la dictadura del orgullo… del mismo modo que no le importaría que se os curasen los sabañones si se le permitiera a cambio infligiros un cáncer. Porque el orgullo es un cáncer espiritual, devora la posibilidad misma del amor, de la satisfacción, o incluso del sentido común.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Amar o admirar cualquier cosa que no sea uno es alejarse un paso de la ruina espiritual absoluta; aunque no estaremos bien mientras amemos o admiremos cualquier cosa más de lo que amamos y admiramos a Dios.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“La diferencia entre un cristiano y un hombre mundano no es que el hombre mundano sólo siente afectos o «simpatías» y el cristiano sólo siente «caridad». El hombre mundano trata a ciertas personas amablemente porque le «gustan»; el cristiano, intentando tratar a todo el mundo amablemente, se encuentra a sí mismo gustando cada vez de más gente, incluyendo personas que al principio jamás se hubiera imaginado le gustarían.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Caridad significa «amor en el sentido cristiano». Pero el amor, en el sentido cristiano, no significa una emoción. Es un estado, no de los sentimientos, sino de la voluntad; el estado de la voluntad que naturalmente tenemos acerca de nosotros mismos, y que debemos aprender a tener acerca de los demás. Es normalmente un deber alentar nuestros afectos —«gustar» de la gente tanto como podamos (del mismo modo que a menudo debemos alentar nuestro gusto por el ejercicio o la comida sana)— no porque este afecto sea en sí mismo la virtud de la caridad, sino porque la ayuda.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Sería equivocado pensar que el modo de volverse caritativo es tratar de fabricar sentimientos de afecto. Algunas personas son «frías» por naturaleza; puede que eso sea una desgracia para ellos, pero no es más pecado que hacer mal la digestión, y no los aleja de la posibilidad, o los disculpa del deber, de aprender a ser caritativos. La regla para todos nosotros es perfectamente simple. No perdáis el tiempo preguntándoos si «amáis» a vuestro prójimo: comportaos como si fuera así. En cuanto hacemos esto, descubrimos uno de los grandes secretos. Cuando nos comportamos como si amásemos a alguien, al cabo del tiempo llegaremos a amarlo. Si le hacemos daño a alguien que nos disgusta, descubriremos que nos disgusta aún más que antes. Si le hacemos un favor, encontraremos que nos disgusta menos.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Escritores utilizan la palabra caridad para describir no sólo el amor cristiano entre seres humanos, sino también el amor de Dios para con los hombres y de los hombres para con Dios. Acerca de la segunda clase de amor la gente a menudo se preocupa. Se les dice que deben amar a Dios. Y no pueden hallar ese sentimiento en sí mismos. ¿Qué deben hacer? La respuesta es la misma que antes. Comportaos como si lo amarais. No intentéis fabricar sentimientos. Preguntaos: «Si yo estuviera seguro de amar a Dios, ¿qué haría?» Cuando hayáis encontrado la respuesta, id y hacedlo.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“La esperanza es una continua expectativa de un deseo o vida eterna. Los cristianos que más hicieron por este mundo fueron los que más pensaron en el otro mundo. Si nuestro objetivo es el cielo, la tierra se nos dará por añadidura; si nuestro objetivo es la tierra, no tendremos ninguna de las dos cosas. Parece una extraña regla, pero algo parecido puede verse funcionando en otros asuntos: La salud es una gran bendición, pero en el momento en que hacemos de ella uno de nuestros objetivos directos y principales, nos convertimos en unos hipocondríacos y empezamos a pensar que estamos enfermos. Es probable que disfrutemos de salud sólo si deseamos más otras cosas… comida, juegos, trabajo, diversión, aire libre. Del mismo modo, jamás salvaremos a la civilización mientras la civilización sea nuestro principal objetivo. Debemos aprender a desear otras cosas aún más.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“No hay necesidad de preocuparse por los bromistas que intentan ridiculizar la idea del «Cielo» cristiano diciendo que no quieren «pasarse el resto de la eternidad tocando el arpa». La respuesta a esas personas es que si no pueden comprender libros escritos para personas mayores no deberían hablar de ellos. Toda la imaginería de las Escrituras (arpas, coronas, oro, etc.) es, por supuesto, un intento meramente simbólico de expresar lo inexpresable. La gente que toma estos símbolos literalmente bien puede creer que cuando Cristo nos dijo que fuéramos como palomas quería decir que debíamos poner huevos.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“La fe, en el sentido en el que utilizo ahora esa palabra, es el arte de aferrarse a las cosas que vuestra razón ha aceptado una vez, a pesar de vuestros cambios de ánimo. Ya que el ánimo cambiará, os diga lo que os diga vuestra razón.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Esta rebelión de vuestros estados de ánimo contra vuestro auténtico yo ocurrirá de todas maneras. Precisamente por eso la fe es una virtud tan necesaria: a menos que les enseñéis a vuestros estados de ánimo «a ponerse en su lugar» nunca podréis ser cristianos cabales, o ni siquiera ateos cabales, sino criaturas que oscilan de un lado a otro, y cuyas creencias realmente dependen del tiempo o del estado de vuestra digestión. En consecuencia es necesario fortalecer el hábito de la fe. El primer paso es reconocer el hecho de que vuestros estados de ánimo cambian. El siguiente es asegurarse de que, si habéis aceptado el cristianismo, algunas de sus principales doctrinas serán deliberadamente expuestas a vuestra mente todos los días. De ahí que las oraciones diarias, las lecturas religiosas y el acudir a la iglesia son partes necesarias de la vida cristiana. Se nos tiene que recordar continuamente aquello en lo que creemos. Ni esta creencia ni ninguna otra permanecerá automáticamente viva en la mente. Debe ser alimentada.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Ningún hombre sabe lo malo que es hasta que ha intentado con todas sus fuerzas ser bueno. Circula la absurda idea de que los buenos no saben lo que es la tentación. Esta es una mentira evidente.
Los malos, en un sentido, saben muy poco de la maldad. Han vivido una vida protegida porque han cedido siempre a ella. Jamás averiguamos la fuerza del impulso del mal dentro de nosotros hasta que intentamos luchar contra él, y Cristo, porque fue el único hombre que jamás cedió ante la tentación, es también el único hombre que sabe absolutamente lo que la tentación significa… el único realista total. Muy bien, pues. Lo más importante que aprendemos de un intento serio de practicar las virtudes cristianas es que fracasamos. Si teníamos la idea de que Dios nos había puesto una especie de examen, y de que podíamos obtener buenas notas mereciéndolas, esa idea tiene que ser abandonada.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Todas las facultades que tenemos, nuestra capacidad de pensar o de mover nuestros miembros en todo momento nos son dadas por Dios. Si dedicásemos cada momento de nuestra vida exclusivamente a Su servicio no podríamos darle nada que no fuese, en un sentido, Suyo ya.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“La cuestión de la fe surge después de que un hombre ha hecho lo posible por practicar las virtudes cristianas, y ha descubierto su fracaso, y ha visto que incluso si pudiera ponerlas en práctica sólo le estaría devolviendo a Dios lo que ya es de Dios. En otras palabras, descubre su insolvencia. Pues bien; una vez más, lo que a Dios le importa no son exactamente nuestras acciones. Lo que le importa es que seamos criaturas de una cierta calidad -la clase de criaturas que Él quiso que fuéramos—, criaturas relacionadas con Él de una cierta manera. No añado «y relacionadas entre ellas de una cierta manera», porque eso ya está incluido: si estáis a bien con Él inevitablemente estaréis a bien con todas las demás criaturas.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“El camino de vuelta hacia Dios es un camino de esfuerzo moral, de intentarlo cada vez con más empeño. Pero en otro sentido, no es el esfuerzo lo que nos va a llevar de vuelta a casa. Todo este esfuerzo nos lleva a ese momento vital en el que nos volvemos a Dios y le decimos: «Tú debes hacerlo. Yo no puedo.» No empecéis, os lo imploro, a preguntaros: «¿He llegado yo a ese momento?» No os sentéis a contemplar vuestra mente para ver si va haciendo progresos. Eso le desvía mucho a uno. Cuando ocurren las cosas más importantes de nuestra vida, a menudo no sabemos, en ese momento, lo que está sucediendo. Un hombre no se dice a menudo: «¡Vaya! Estoy madurando.» Muchas veces es sólo cuando mira hacia atrás cuando se da cuenta de lo que ha ocurrido y lo reconoce como lo que la gente llama «madurar».”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Cristo nos ofrece algo por nada. Incluso nos lo ofrece todo por nada. En cierto modo, toda la vida cristiana consiste en aceptar este asombroso ofrecimiento. Pero la dificultad está en alcanzar el punto en el que reconocemos qué todo lo que hemos hecho y podemos hacer es nada. Lo que nos habría gustado es que Dios hubiera tenido en cuenta nuestros puntos a favor y hubiese ignorado nuestros puntos en contra. Una vez más, en cierto modo, puede decirse que ninguna tentación es superada hasta que no dejamos de intentar superarla… hasta que no tiramos la toalla. Pero, claro, no podríamos «dejar de intentarlo» del modo adecuado y por la razón adecuada hasta que no lo hubiéramos intentado con todas nuestras fuerzas. Y, en otro sentido aún, dejarlo todo en manos de Cristo no significa, naturalmente, que dejemos de intentarlo. Confiar en El quiere decir, por supuesto, intentar hacer todo lo que Él dice. No tendría sentido decir que confiamos en una persona si no vamos a seguir su consejo. Así, si verdaderamente os habéis puesto en Sus manos, de esto debe seguirse que estáis tratando de obedecerle. Pero lo estáis haciendo de una manera nueva, de una manera menos preocupada.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Los cristianos a menudo han discutido sobre si lo que conduce al cristiano de vuelta a casa son las buenas acciones o la fe en Cristo. En realidad yo no tengo derecho a hablar de una cuestión tan difícil, pero a mí me parece algo así como preguntar cuál de las dos cuchillas de una tijera es la más útil. Un serio esfuerzo moral es lo único que os llevará al punto en el que tiréis la toalla. La fe en Cristo es lo único que en ese punto os salvará de la desesperación: y de esa fe en El deben venir inevitablemente las buenas acciones.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“A pesar de que el cristianismo parece en un principio tratar sólo de moralidad, sólo de reglas y deberes y culpa y virtud, nos conduce más allá de todo eso hasta algo que lo trasciende.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“La teología es como un mapa. El solo hecho de aprender y pensar acerca de las doctrinas cristianas, si os detenéis ahí, es menos real y menos excitante que la experiencia religiosa que mi amigo tuvo en el desierto. Las doctrinas no son Dios: sólo son una especie de mapa. Pero ese mapa está basado en la experiencia de cientos de personas que realmente estuvieron en contacto con Dios…, experiencias comparadas con las cuales cualquier excitante sensación o sentimiento piadoso que vosotros o yo tengamos la posibilidad de encontrar por nosotros mismos son muy elementales y muy confusos. Y en segundo lugar, si queréis llegar más lejos, tendréis que utilizar el mapa. Lo que le ocurrió a ese hombre en el desierto puede haber sido real, y ciertamente habrá sido emocionante, pero de ello no saldrá nada. No lleva a ninguna parte. No hay nada que hacer con ello.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Una religión vaga —el hecho de sentir a Dios en la naturaleza, etc., — resulta tan atractiva porque es todo emociones y ningún trabajo, como mirar las olas desde la playa. Pero jamás llegaréis a Terranova disfrutando de ese modo del Atlántico, y no conseguiréis la vida eterna simplemente sintiendo la presencia de Dios en las flores o en la música. Tampoco llegaréis a ningún sitio estudiando los mapas sin echaros al mar. Y tampoco estaréis muy seguros echándoos al mar sin un mapa. En otras palabras: la teología es práctica, especialmente ahora.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Lo que Dios engendra es Dios, del mismo modo que lo que engendra un hombre es un hombre. Lo que Dios crea no es Dios, del mismo modo que lo que el hombre crea no es un hombre. Por eso los hombres no son Hijos de Dios en el sentido en que lo es Cristo. Pueden parecerse a Dios en algunos aspectos, pero no son cosas de la misma clase. Son más como estatuas o cuadros de Dios. Una estatua tiene la forma de un hombre pero no está viva. Del mismo modo, el hombre tiene (en un sentido que voy a explicar ahora) la «forma» de Dios, pero no tiene la misma clase de vida que tiene Dios.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“La forma de vida biológica que nos viene dada por la naturaleza y que (como todo lo demás en la naturaleza) siempre tiende a gastarse y decaer de modo que sólo puede mantenerse por medio de incesantes subsidios de la naturaleza en forma de aire, agua, comida, etc., es Bios. La vida espiritual que está en Dios desde la eternidad, y que creó el universo entero, es Zoe. Bios tiene, por supuesto, una cierta semejanza vaga y simbólica con Zoe, pero sólo la clase de semejanza que hay entre una fotografía y un lugar, o una estatua y un hombre. Un hombre que cambiase de tener Bios a tener Zoe habría pasado por una transformación tan grande como la de una estatua que pasara de ser una piedra tallada a ser un hombre auténtico.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Algunos piensan que después de esta vida, o tal vez después de varias vidas, las almas humanas serán «absorbidas» por Dios. Pero cuando tratan de explicar lo que quieren decir, parecen estar pensando en ser absorbidos por Dios como una cosa material es absorbida por otra. Dicen que es como una gota de agua que se desliza al mar. Pero, por supuesto, ese es el final de la gota. Si eso es lo que sucede con nosotros, ser absorbidos es lo mismo que dejar de existir. Son sólo los cristianos los que tienen una idea de cómo las almas humanas pueden ser incorporadas en la vida de Dios y sin embargo seguir siendo las mismas…, de hecho, siendo mucho más ellas mismas de lo que eran antes.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“En la dimensión de Dios, por así decirlo, encontramos un ser que es tres Personas!' mientras sigue siendo un Ser, del mismo modo que un cubo é» seis cuadrados mientras sigue siendo un cubo. Por supuesto, nosotros no podemos concebir del todo a un Ser así, del mismo modo que, si estuviéramos hechos de manera tal que sólo percibiéramos dos dimensiones en el espacio nunca podríamos imaginar adecuadamente un cubo. Pero podemos tener una ligera noción del mismo. Y cuando lo hacemos tenemos, por primera vez en la vida, una idea positiva, por ligera que sea, de algo superpersonal, de algo que es más que una persona.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Un cristiano corriente se arrodilla para hacer sus oraciones. Está intentando ponerse en contacto con Dios. Pero si es cristiano sabe que lo que le está instando a orar también es Dios: Dios, por así decirlo, dentro de él. Pero también sabe que todo su conocimiento real de Dios le viene a través de Cristo, el Hombre que es Dios…, que Cristo está de pie a su lado, ayudándole a orar, orando con él. ¿Veis lo que está ocurriendo? Dios es aquello a lo cual él está orando, la meta que está intentando alcanzar. Dios es también lo que dentro de él le empuja, la fuerza de su motivación. Dios es también el camino o puente a lo largo del cual está siendo empujado hacia esa meta! De manera que la triple vida del Ser tripersonal está de hecho teniendo lugar en ese dormitorio corriente en el que un hombre corriente está diciendo sus oraciones. Ese hombre está siendo captado por la clase de vida más alta, lo que yo llamo Zoe o vida espiritual: está siendo atraído hacia Dios, por Dios, mientras que sigue siendo el mismo.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Y así es como empezó la teología. La gente ya sabía de la existencia de Dios de una manera vaga. Entonces llegó un hombre que afirmó ser Dios y que no era, sin embargo, la clase de hombre que se podía tachar de lunático. Ese hombre hizo que le creyesen. Volvieron a encontrarlo después de que lo hubieran matado. Y luego, después de que habían sido formados en una pequeña sociedad o comunidad, encontraron de alguna manera a Dios también dentro de ellos: dirigiéndolos, haciéndolos capaces de hacer cosas que no habían podido hacer hasta entonces. Y cuando lo dilucidaron todo, encontraron que habían llegado a la definición cristiana del Dios tripersonal. Esta definición no es algo que hayamos inventado. La teología es, en un sentido, conocimiento experimental. Son las religiones sencillas las que deben inventarse.”
C.S. Lewis, Mere Christianity

C.S. Lewis
“Cuando se trata de conocer a Dios, la iniciativa está de Su lado. Si El no se revela, nada que podáis hacer vosotros os permitirá encontrarle. Y, de hecho, Él enseña mucho más de Sí mismo a algunas personas que a otras… no porque tenga favoritos, sino porque es imposible para Él mostrarse a un hombre cuya mente y carácter estén en condiciones adversas. Del mismo modo que la luz del sol, aunque no tiene favoritos, no puede reflejarse en un espejo polvoriento del mismo modo en que lo haría en un espejo limpio.”
C.S. Lewis, Mere Christianity


Reading Progress

February 23, 2018 – Shelved
February 23, 2018 – Shelved as: to-read
December 4, 2018 – Shelved as: on-hold
December 5, 2018 – Shelved as: catholic
January 18, 2019 – Shelved as: next
March 23, 2019 – Shelved as: _víctor
April 2, 2019 – Shelved as: classics
August 26, 2019 – Shelved as: to-read
November 18, 2019 – Shelved as: hope
December 15, 2019 – Shelved as: virtues
December 15, 2019 – Shelved as: faith
December 15, 2019 – Shelved as: love
February 9, 2020 – Shelved as: apologetics
February 10, 2020 – Shelved as: philosophy
February 10, 2020 – Shelved as: nonfiction
February 10, 2020 – Shelved as: theology
February 10, 2020 – Shelved as: religion
February 11, 2020 – Started Reading
February 11, 2020 – Shelved as: favorites
February 13, 2020 –
5.0%
February 15, 2020 –
10.0%
February 15, 2020 – Shelved as: morality
February 16, 2020 –
18.0%
February 16, 2020 –
20.0%
February 17, 2020 –
23.0% "A 5-star book: I'm going to have to redefine my previous scores according to this book. You can't calibrate a wine until you've tasted the best one."
February 17, 2020 –
29.0% "Libro II capítulo IV: El perfecto penitente. Disertación sobre la Redención de nuestros pecados en Cristo."
February 18, 2020 –
31.0% "End of Book II, Lewis explains why we have to believe that Jesus Christ was - and is - God."
February 18, 2020 –
31.0% "End of Book II, Lewis explains why we have to believe that Jesus Christ was - and is - God."
February 19, 2020 –
37.0%
February 20, 2020 –
42.0% "Magnífico Libro 3 capítulo 4: sobre moral y psicoanálisis.
Ideas: reconciliación con Jung, importancia elecciones morales (no de la voluntad derivada de nuestro cuerpo, posiblemente enfermedad), valor del arrepentimiento y núcleos centrales de la persona donde las elecciones morales dejan huella. Wow!"
February 21, 2020 –
46.0% "Giving in to all our desires evidently leads to helplessness, sickness, jealousy, lying, concealment and all that is the opposite of happiness, candor and good humour."
February 23, 2020 –
51.0% "Libro III, capítulo 6. El matrimonio Cristiano."
February 24, 2020 –
54.0% "Libro 3, capítulo 7: el perdón."
February 24, 2020 –
57.0% "Book 3, chapter 8 The great sin.
Lewis makes a beautiful and interesting dissertation about pride and vanity."
February 25, 2020 –
61.0% "Libro III, capítulos 9 y 10: caridad y esperanza.
Breves pero interesantes disertaciones."
February 26, 2020 –
67.0%
February 28, 2020 –
67.0%
February 28, 2020 –
74.0% "Starting Book IV with spectacular dissertations on theology. You can find the wonderful analogy of the Holy Trinity with the 4-dimensional hypercube (Edwin Abbot's Flatland) Also a beautiful reflection on God's "no time". Marvellous!"
February 29, 2020 – Shelved as: ladder
February 29, 2020 – Shelved as: holy-trinity
February 29, 2020 –
81.0% "Book IV chapters 1 - 6: very good reflections and analogies on theology. Ideas about: God, the Holy Trinity, the Holy Spirit, space, time, sin, wickedness, and Redemption, among other things. I'm enjoying it."
March 1, 2020 – Shelved as: holy-spirit
March 1, 2020 –
88.0%
March 3, 2020 –
94.0%
March 3, 2020 –
100.0% "Great book! Again reclassifying all my scores according to this book 😜"
March 3, 2020 – Finished Reading
March 4, 2021 – Shelved as: libricos

No comments have been added yet.