Ivan's Reviews > Asesinos Sin Rostro

Asesinos Sin Rostro by Henning Mankell
Rate this book
Clear rating

by
5566407
's review

did not like it
bookshelves: 1-infumables, en-2014

Esta crítica puedes encontrarla en: http://www.elblogdeivanrumar.com/2014...

De lo más agresivo que he escrito últimamente (ya iba siendo hora, que este año ha sido muy bueno a lo que lecturas se refiere)

La novela negra escandinava y yo no acabamos de congeniar. No sé si soy yo que no escojo las obras adecuadas o que es un subgénero para el que no estoy preparado. Ignoro cuál es la razón, pero de un tiempo a esta parte, siempre que intento aproximarme al género, acabo leyendo algo que a duras penas puedo tildar de pasable. Me pasó con la segunda entrega de "Millenium", con "La princesa de hielo" de Camilla Läckberg y me ha vuelto a pasar con "Asesinos sin rostro" de Henning Mankell, la primera entrega de la saga protagonizada por el inspector Kurt Wallander. Estoy empezando a creer que los escritores escandinavos que se dedican a la novela negra de un tiempo a esta parte no valen un pimiento, como dice Maj Sjöwall en este artículo, pero carezco del bagaje literario como para decir algo así, de manera que no tengo otro remedio que centrarme en la obra que nos ocupa: la "Asesinos sin rostro" de Henning Mankell.

Una pareja de ancianos granjeros es asesinada brutalmente y el caso recae en el inspector jefe Kurt Wallander, que está sustituyendo a su jefe temporalmente. Parece que no hay ninguna pista fiable que le conduzca a unos asesinos que nadie ha visto. A esto se le suma que está pasando por uno de los peores momentos de su vida: su mujer le ha dejado recientemente, su padre está enfermando y su hija no le habla.

Parece que Mankell por aquel entonces desconocía que a veces es mejor mostrar que contar. Hay muchos sentimientos que nos son contados de la forma más obvia posible, en lugar de dejar que el lector los intuya o los deduzca por sí mismo a través de diálogos o acciones. No es necesario que cada dos párrafos sepamos qué piensa el personaje o que nos graven a fuego qué siente a cada momento; en la mayoría de ocasiones es mejor dejar que el lector deduzca las cosas a través de los hechos. A mí me molesta que el narrador nos cuente que Mankell ya no piensa en su exmujer, en lugar de que el lector, a base de no leer sobre ella empiece a deducir que el protagonista la está olvidando. Y este es solo un ejemplo de tantos otros, que acaban irritando, como si el autor creyera que si no sobreinforma al lector este no entenderá nada.

Además, es muy repetitivo y esquemático a lo que estructura se refiere. Los capítulos suelen ser un calco los unos de los otros; parece haber seguido la misma receta una y otra vez. En todos hay un par o tres de conversaciones breves entre el protagonista y alguno de sus compañeros o con uno de sus familiares; en todos hay el mismo recordatorio sobre los cabos sueltos que quedan para resolver del misterio (atentos a las veces en que el narrador repite que hay que encontrar a cierta mujer y su hijo), como si estuvieran recordándonos continuamente nuestras tareas pendientes para el día, como si Mankell tuviera miedo de que el lector se despistara y no consiguiera atrapar la narración. Esto provoca el efecto contrario: que nos saltemos fácilmente la información que está ahí de más y que nos importe un comino si Wallander cumple o no dichas tareas. En cada capítulo hay una reunión con sus compañeros repasando, una vez más, en qué punto está la investigación y no puede faltar la mención a su exmujer, a la vida poco saludable que lleva y en que debería llamar a su hermana.

Por desgracia, la repetición no solo se circunscribe a las escenas sino en la manía que tiene Mankell de dejar claro qué está ocurriendo en cada momento. El ejemplo más claro es cuando (spoilers) Wallander identifica a uno de los asesinos que habían ejecutado al somalí. Resulta que un testigo había descrito físicamente al asesino y que cuando lo vio, éste estaba comiendo una manzana; pues, atentos, resulta que cuando Wallander se topa con el tipo y está más o menos seguro que es él, por lo de la descripción física, ¡el asesino se pone a mordisquear una manzana! A eso le llamo yo sobreinformar al lector de la forma más estúpida posible.

Y luego están los personajes. Salvo Wallander, que tampoco es para tirar cohetes, los demás no son más que arquetipos y personajes de relleno, de nombre fácilmente intercambiable con el de otro, y que no hay manera de retener en la memoria porque prácticamente ninguno tiene suficiente profundidad como para ser distinguido del resto. Aún no sé en qué se diferencian Martinson, Svedberg, Peter y Norén, Hanson y Näslund y, lo peor de todo, es que a medida que uno va leyendo le va dando igual.

Para acabar, y no por ello menos importante, están los detalles que pueden arruinarlo todo. Contarnos en todo momento qué tiempo hace, decirnos a cada párrafo la hora que es o escribir todo el tiempo "Kurt Wallander" en lugar de "Kurt" o "Wallander" a secas hace que la lectura resulte tediosa. O que las transiciones entre escenas sean demasiado rápidas, tanto que a veces cueste creer que en apenas una frase hayan ocurrido tantísimas cosas, provocando que el lector acabe algo desorientado. O que haya errores tan burdos como este:

"De lejos les llegaba el alboroto de un borracho que protestaba en voz alta por haber sido arrestado. Aparte de eso había silencio. Sólo se oía el suave zumbido de los radiadores" ¿En qué quedamos? ¿Había silencio o no? Seguro que hay frases mejores para expresar lo que quería expresar el autor.

La sensación que le queda a uno después de leer "Asesinos sin rostro" es que ha leído la novela de un escritor primerizo sin pulir. A medida que iba leyendo tenía la sensación que estaba ojeando uno de mis tantos escritos, esos que necesitan más de un centenar de correcciones para salir a la luz; hay todas aquellas cosas que en cualquier manual de escritura que se precie dice que no hay que hacer. Y Mankell las pone en práctica. Todo el rato.
1 like · flag

Sign into Goodreads to see if any of your friends have read Asesinos Sin Rostro.
Sign In »

Reading Progress

February 16, 2013 – Shelved (Other Paperback Edition)
December 4, 2014 – Shelved
December 5, 2014 –
page 66
19.64%
December 6, 2014 –
page 105
31.25%
December 12, 2014 – Shelved as: 1-infumables
December 12, 2014 – Shelved as: en-2014
Started Reading
December 13, 2014 – Finished Reading

No comments have been added yet.