“Has llegado, Moro mío, aquí donde la muerte enamorada ya nunca más podrá alcanzarte. Aquí donde nunca se pierde el amor.
Descansa, te ruego.
Contigo, me respondes (tienes la voz llena de sangre).
Dame la mano, te pido, para calmarte. Y, besándola, recuesto mi cabeza sobre tu pecho que retumba.
Ya está bien, te digo. Ya nos amamos hasta el fin. Ya puedes detenerte, corazón.
Entonces, cuando sólo oiga silencio, yo me detendré contigo, también.”


Carlos Franz, Si te vieras con mis ojos
Read more quotes from Carlos Franz


Share this quote:
Twitter icon

Friends Who Liked This Quote


To see what your friends thought of this quote, please sign up!

0 likes
All Members Who Liked This Quote

None yet!


This Quote Is From

Si te vieras con mis ojos Si te vieras con mis ojos by Carlos Franz
101 ratings, average rating, 22 reviews

Browse By Tag