Manuel Payno





Manuel Payno


Born
in City of Mexico, Mexico
June 21, 1810

Died
January 01, 1894


Average rating: 3.96 · 336 ratings · 30 reviews · 34 distinct worksSimilar authors
Los bandidos de Río Frío

3.95 avg rating — 238 ratings — published 1889 — 15 editions
Rate this book
Clear rating
El Fistol Del Diablo

4.13 avg rating — 32 ratings — published 1846 — 2 editions
Rate this book
Clear rating
El Hombre de la Situación. ...

4.22 avg rating — 27 ratings — published 2004 — 4 editions
Rate this book
Clear rating
Memorias Sobre El Matrimonio

3.30 avg rating — 10 ratings — published 2002
Rate this book
Clear rating
Dos viajeros mexicanos en M...

by
4.33 avg rating — 6 ratings — published 2012
Rate this book
Clear rating
Trinidad de Juárez. Leyenda...

3.75 avg rating — 4 ratings2 editions
Rate this book
Clear rating
El Fistol del Diablo, Volume 1

3.50 avg rating — 2 ratings — published 2010
Rate this book
Clear rating
Artículos y narraciones

it was ok 2.00 avg rating — 3 ratings — published 1994
Rate this book
Clear rating
The Bandits from Río Frío, ...

by
liked it 3.00 avg rating — 2 ratings — published 2007
Rate this book
Clear rating
El hombre de la situación

by
it was amazing 5.00 avg rating — 1 rating2 editions
Rate this book
Clear rating
More books by Manuel Payno…
“... tenía ya los ojos llenos de ese líquido que sale del alma, se convierte en brillantes y resbala por las mejillas, no sólo de los desgraciados que sufren, sino de los amantes felices que gozan.”
Manuel Payno, Los bandidos de Río Frío

“La pasión verdadera que se llama amor no puede alojarse en corazones duros y rebeldes a todo buen sentimiento.”
Manuel Payno, Los bandidos de Río Frío

“La locura se determina casi siempre cuando absolutamente se pierde la esperanza. La esperanza es una especie de alimento moral que mantiene al cerebro. Cuando este alimento falta, mueren las funciones regulares, lo mismo que toda la máquina del hombre se descompone y aniquila por el hambre. Figúrese usted que un padre cargado de familia ve a su mujer enferma, a sus hijos llorando de hambre, y en tan extraña situación no encuentra ni trabajo, ni quien le dé ya un peso, pierde absolutamente la esperanza de salir de esa situación. O se vuelve loco o se suicida... y no le dé usted vueltas, don Remigio, los que se suicidan son todos locos, por más muestras que den de estar en su cabal juicio, escribiendo cartas y haciendo disposiciones testamentarias, o almorzándose un buen rosbif y bebiéndose una botella de champaña antes de matarse.”
Manuel Payno, Los bandidos de Río Frío