Núria's Reviews > Les Âmes grises

Les Âmes grises by Philippe Claudel
Rate this book
Clear rating

by
400778
's review
Feb 25, 10

bookshelves: 2010, siglo-xxi, mios, literatura-en-frances, 2-ni-fu-ni-fa
Recommended to Núria by: Oscar Pons
Read from February 10 to 19, 2010

Siempre mantengo que una de las cualidades imprescindibles para que un libro sea realmente bueno es que el estilo tiene que ser sencillo. Aunque en realidad con “sencillo” quiero decir más bien “natural”. Vladimir Nabokov, por ejemplo, tiene un estilo lleno de florituras, metáforas rebuscadas, imágenes evocadoras, figuras retóricas complicadas, pero sin embargo su estilo fluye de forma natural, parece que se haya puesto a escribir y le haya salido todo tal cual, a la primera, de forma natural, sin necesidad de buscarlo y rebuscarlo, sin embadurnar borrador tras borrador, sin hacer corrección sobre corrección. Por supuesto, también hay la otra cara de la moneda, escritores (ejem, Jack Kerouack, pero también otros) que tienen un estilo insufrible porque parece (o se nota) que han escrito sus novelas tal cual, sin molestarse a buscar y rebuscar un estilo propio pero que suene natural. Soy consciente que esto es una sensación enteramente subjetiva, pero no puedo evitar tenerla. Para mí, el estilo de un escritor tiene que ser trabajado pero a la vez sencillo.

Todo este párrafo introductorio viene dado porque el mayor problema que he tenido con ‘Almas grises’ ha sido su estilo. Me ha parecido terriblemente forzado, con un abuso de la metáfora rocambolesca, la comparación rebuscada y el adjetivo innecesario. Este estilo tan forzado ha hecho que en lugar de imaginarme los personajes, la mayor parte del tiempo me estuviera imaginando al escritor escribiendo y rescribiendo su texto y riendo por lo bajín, de lo más satisfecho imaginándose la reacción de los lectores quedándose con la boca abierta ante su maravilloso y barroco estilo. Y no es que sea una mala novela, tiene un interesante punto de partida y buenas ideas, pero su estilo levanta una barrera que ha hecho imposible que llegara a entrar en la historia.

‘Almas grises’ empieza a partir del asesinato de una niña en un pequeño pueblo del norte de Francia en plena primera guerra mundial. No es una novela de intriga, pero aún así no pude evitar pensar que al final la intriga estaba resuelta de un modo algo decepcionante (y, a riesgo de repetirme, volveré a utilizar el adjetivo “forzado”). Pretende ser más bien una novela de personajes solitarios e infelices, pero yo creo que lo mejor de la obra es el tono costumbrista, el retrato coral de los personajes que habitan el pueblo. Creo que lo mejor es la descripción del ambiente y la vida de un pueblo de provincias en la primera guerra mundial. Es por este aspecto que para mí se ha salvado la novela, pero en general me ha parecido decepcionante, por más que he intentado que me gustase.
likeflag

Sign into Goodreads to see if any of your friends have read Les Âmes grises.
sign in »

Comments (showing 1-7 of 7) (7 new)

dateDown_arrow    newest »

Oscar ¡Estás leyendo 'Almas grises'!
Es una maravilla de libro.


Núria Ah, es que yo puedo tardar años, pero acabo haciendo caso de las recomendaciones... ;)


Oscar Es una pena que no te haya gustado justamente lo más reseñable de la novela, lo bien escrita que está. Pocas veces se conjugan dos de las cosas más buscadas en literatura, buena escritura y fluidez a la hora de contar una historia. Además de un argumento atractivo. Y este libro lo consigue con creces.

¿De verdad no te gustó el personaje de la maestra, o el del narrador, o el de los dos deserteres?


message 4: by Núria (last edited Feb 27, 2010 04:31AM) (new) - rated it 2 stars

Núria No sé, yo sigo siendo de la opinión que no es lo mismo escribir bien que escribir con florituras. Todo el rato me parecía que Philippe Claudel era un alumno aventajado que iba rellenando el texto de florituras como quien rellena un pavo para ganarse las alabanzas de un profesor muy obtuso. Claudel se esfuerza demasiado.

Buf, la maestra es lo peor. Es el típico personaje femenino escrito por un hombre, es tan buena, tan guapa y sufre tanto, es tan perfecta. El narrador primero está en la sombra y vale, muy bien, pero luego pretende colarnos su historia y que con cuatro datos nos compadezcamos de él y a mí no me cuela. Los desertores me parecieron de lo más tópicos, como todos vaya. Y no hablemos ya del juez y Matziev, que son como dos villanos de opereta, ridículos en su maldad sin límites.

No sé, en todo caso, me parecieron más interesantes, por ejemplo, Joséphine que despelleja animales y el avaro de Bassepin, vamos los secundarios, quizás precisamente porque eran secundarios y se nos dejaba algo a la imaginación.

Y ahora que me fijo es un libro que no tiene ni pizca de sentido del humor. Se toma taaaaan en serio a sí mismo...


Oscar Puede que te hayas tomado la historia demasiado al pie de la letra. Tal vez deberías verla con otros ojos, como si fuera una fábula.

Justamente, leyendo tu última reseña de Roth, me ha venido a la cabeza que este autor sí escribe como el típico intelectual que quiere redondear cada palabra de cada frase, buscando la perfección, y lo que hace es que sus libros parezcan fríos como témpanos. Se ve que hasta él mismo se cree que el Nobel está al caer. Personalmente, prefiero a Richard Ford de calle, que sí ha escrito la novela que Roth desearía escribir y todavía no ha escrito, 'El Día de la Independencia'.

Pero está visto que para gustos, los colores... ;)


Núria Supongo que el término fábula es el que se aplica las historias simplistas con personajes tópicos. Sí, las fábulas podían estar bien en 1493, ¿pero hoy?!

No tengo el gusto de conocer a Richard Ford. Reconozco que Roth a veces se puede poner muy pelmazo cuando empieza a divagar de temas como el sionismo o lo que sea. Pero creo que puede escribir libros sin necesidad de inventarse tramas rebuscadas que bordean lo inverosímil. A mí no me parece que su estilo sea rebuscado. Todo lo contrario. Muchas veces usa un tono conversacional de lo más cercano. Y, sobre todo, tiene la virtud de no tomarse demasiado en serio a sí mismo, de mirarse todo con algo de ironía, algo que se agradece.


Oscar La fábula nunca pasa de moda. A veces, la mejor manera de hablar del horror es utilizándola. Resulta más creíble que el realismo puro y duro.


back to top