Andrés Caicedo





Andrés Caicedo


Born
in Cali, Colombia
September 29, 1951

Died
March 04, 1977

Genre


Luis Andrés Caicedo Estela was a Colombian writer born in Cali, the city where he would spend most of his life. Despite his premature death, his work is considered one of the most original in Colombian literature. Caicedo leaded different cultural movements in the city like the literary group "Los Dialogantes" (Those who speak), the Cinema Club of Cali and the "Ojo con el Cine" Magazine (Attention to the Cinema). In 1970 he won the First Literary Contents of Caracas with his work "Los dientes de caperucita" (The Teeth of Little Red Riding Hood) that opened the doors of national recognition for him. Some sources say that he used to say that to live more than 25 years was a shame and it is seen as the main reason of his suicide on March 4, 19 ...more

Average rating: 3.92 · 2,312 ratings · 172 reviews · 13 distinct works · Similar authors
¡Que viva la música!

3.83 avg rating — 1,149 ratings — published 1977 — 23 editions
Rate this book
Clear rating
Angelitos empantanados o hi...

4.02 avg rating — 395 ratings — published 1995 — 4 editions
Rate this book
Clear rating
El atravesado

3.80 avg rating — 165 ratings — published 2000 — 4 editions
Rate this book
Clear rating
Calicalabozo

3.99 avg rating — 165 ratings — published 1966 — 4 editions
Rate this book
Clear rating
Destinitos fatales

4.37 avg rating — 95 ratings — published 1988
Rate this book
Clear rating
El cuento de mi vida

3.94 avg rating — 87 ratings — published 2007 — 2 editions
Rate this book
Clear rating
Noche sin fortuna

3.90 avg rating — 80 ratings — published 2008 — 2 editions
Rate this book
Clear rating
Mi cuerpo es una celda

by
4.12 avg rating — 75 ratings — published 2008 — 4 editions
Rate this book
Clear rating
Cuentos completos

4.27 avg rating — 45 ratings — published 2014 — 3 editions
Rate this book
Clear rating
Ojo al cine

by
4.15 avg rating — 27 ratings — published 1999 — 2 editions
Rate this book
Clear rating
More books by Andrés Caicedo…
“Una canción que no envejece es la decisión universal de que mis errores han sido perdonados”
Andrés Caicedo, ¡Que viva la música!

“Si dejas obra, muere tranquilo, confiando en unos pocos buenos amigos. Nunca permitas que te vuelvan persona mayor, hombre respetable. Nunca dejes de ser niño, aunque tengas los ojos en la nuca y se te empiecen a caer los dientes. Tus padres te tuvieron. Que tus padres te alimenten siempre, y págales con mala moneda. A mi qué. Jamás ahorres. Nunca te vuelvas una persona seria. Haz de la irreflexión y de la contradicción tu norma de conducta. Elimina las treguas recoge tu hogar en el daño, el exceso y la tembladera.
Todo es tuyo. A todo tienes derecho y cóbralo caro.”
Andrés Caicedo, ¡Que viva la música!

“Uno es una trayectoria que erra tratando de recoger las migajas de lo que un día fueron nuestras fuerzas, dejadas por allí de la manera más vil, quién sabe en dónde, o recomendadas (y nunca volver por ellas) a quien no merecía tenerlas. La música es la labor de un espíritu generoso que (con esfuerzo o no) reúne nuestras fuerzas primitivas y nos las ofrece, no para que las recobremos: para dejarnos constancia de que allí todavía andan, las pobrecitas, y que yo les hago falta. Yo soy la fragmentación. La música es cada uno de esos pedacitos que antes tuve en mí y los fui desprendiendo al azar. Yo estoy ante una cosa y pienso en miles. La música es la solución a lo que yo no enfrento, mientras pierdo el tiempo mirando la cosa: un libro (en los que ya no puedo avanzar dos páginas), el sesgo de una falda, de una reja. La música es también, recobrado, el tiempo que yo pierdo.
Me lo señalan ellos, los músicos: cuánto tiempo y cómo y dónde. Yo, inocente y desnuda, soy simple y amable escucha. Ellos llevan las riendas del universo. A mí, con gentileza. Una canción que no envejece es la decisión universal de que mis errores han sido perdonados.”
Andrés Caicedo, ¡Que viva la música!